El bar de Adriana Tono

El bar de Adriana Tono

A Bogotá le faltaba un lugar para oír música en vivo, tomarse un buen trago y comer sin multitudes: Lipstick. Y fresco que su mujer no lo va a regañar si lo ve llegar con pintalabios en la camisa.