Hay dos tipos: las de ventas clasifican el número de discos vendidos en tiendas semanalmente -desde que abren sus puertas los lunes, hasta que las cierran los domingos- y se miden a través del sistema SoundScan; las otras, las radiales, clasifican las canciones más populares en la radio de Estados Unidos, según el número de tocadas por semana y la audiencia. Son medidas por BDS o Broadcast Digital System (Sistema Digital de Transmisión).
Ambos sistemas pertenecen a la compañía Nielsen, que es propiedad de VNU, la compañía matriz de Billboard. Y, ¿cómo miden? Con tecnología, tecnología y más tecnología. Quince años atrás, la lista de ventas se basaba en lo que decían los gerentes de las tiendas. Ahora, la venta de música se mide como cualquier
compra de supermercado.
Un total de 18.000 puestos de venta en Estados Unidos y Puerto Rico, incluyendo venta por el Internet, están afiliados al sistema Nielsen SoundScan, que mide las ventas según los 'escaneos' de codigos de barras. Vaya a la tienda de discos. Tome un disco nuevo. En la parte de atrás, el CD tiene impreso un código de barras, que a su vez, tiene su propio número, asignado a este título en particular. Al pagar su disco, se lo entrega a una cajera, que 'escanea' el código y marca el precio en su caja. Finalmente, usted se lleva su disco y su recibo, el cual le indica exactamente qué disco ha comprado y cuál es su número de código.
Esta información se le envía semanalmente a Nielsen SoundScan. Ellos suman las ventas y elaboran sus listas los lunes y martes, con suficiente tiempo para asegurarse de que no haya inconsistencias. El miércoles en la mañana se reciben las listas, que indican cuántas copias se han 'escaneado' o vendido en el país. Tan exactas son las listas, que en ocasiones un artista le ha ganado a otro por cinco copias. El viernes, las listas salen publicadas en Billboard. La posición del artista es determinada por sus ventas, aunque la lista publicada no indica el número de copias vendidas. Si las listas de ventas son exactas, las de radio aún más. Antes, como en ventas, las listas dependían de lo que decían los programadores. "Hemos tocado esta canción 60 veces", decían. Y ¿quién podía contradecirlos?
Ahora, el sistema BDS monitorea 101 estaciones latinas en Estados Unidos. Cada vez que entra una canción nueva, recibe una especie de 'huella digital' única que la identifica. Cada vez que se toca la canción -por más de cierto número de segundos (es decir, las cuñas o spots no valen)-, queda registrada en BDS. ¡Y punto! La computadora actualiza la lista, minuto a minuto. Si usted es afiliado a BDS, puede entrar en el sistema, desde su propia computadora y ver exactamente qué está tocando cada emisora en ese preciso momento. La canción más tocada se convierte en la Número Uno de las listas de Billboard de esa semana. El Hot Latin Tracks Chart, que mide 101 emisoras latinas en Estados Unidos, también toma en cuenta la audiencia de sus estaciones. Es decir, 20 tocadas en NuevaYork tienen más peso que 20 tocadas en un pueblo pequeño.
Y, por eso nos emocionamos tanto cuando salen las
listas. Hay mucho bluff, y mucho bla-bla-bla cuando se promocionan los artistas, y a menudo los lindos o conectados son los que más prensa reciben. Pero a la hora de la verdad, la caja registradora es la única que realmente refleja el gusto de la gente.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.