1. No comparta en redes sociales cuántas calorías quemó, cuánto se demoró hasta Somondoco en bicicleta o cuántos kilómetros corrió. Ni siquiera a su santa madre le importa si mejoró 30 segundos en 10K o si subió la cuesta del garaje de su edificio más rápido que Nairo Quintana. Y los hashtags… no llene el muro con etiquetas pretenciosas: #fitness4ever, #runtheworld, #gymmood. (5 Prendas que nunca debería usar para hacer ejercicio)



2. Nunca intente convencer a nadie de que se ejercite. No se convierta en un evangelizador del fitness, un testigo de Jehová de la vida sana. Respete que los demás no quieran comer germinados ni pasarse la vida alzando pesas o corriendo como bogotano que cruza una avenida para colarse en TransMilenio.



3. Cómase lo que le den, así sea por decencia. Nada más insoportable que esa gente que, alegando razones deportivas, se niega a entrarle a una carne con arroz en una comida y obliga al anfitrión a correr al supermercado para comprar un pescado y una libra de quinua. (Pintas para hacer ejercicio y verse bien)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.