De izquierda a derecha: mojito, margarita de mezcal y campari y refajo rojo.

Jarra de mojito

El mojito siempre será bienvenido por públicos de todos los géneros y edades. Es un clásico universal refrescante, además de muy versátil a la hora de acompañar comidas. En una jarra de un litro ponga cuatro cucharadas de azúcar refinada y abundantes hojas de hierbabuena. Haga una ligera presión con un mortero o una cuchara de madera y enseguida añada dos tazas de ron y media taza de zumo de limón. Revuelva bien y sirva en vasos altos con hielo hasta llenarlos a la mitad, terminando con soda o agua gasificada hasta llegar al borde. Decore con una rodaja de limón.  

Margarita de mezcal y Campari

Cambiar el tequila por mezcal reinventó este coctel clásico. La nota ahumada del mezcal, así como el color y el final amargo que aporta el Campari, lo hacen mucho más rico en sabores que su versión original. En vasos cortos llenos de hielo, con el borde escarchado con sal de chile, añada la mezcla de dos tragos de mezcal, dos de zumo de limón, medio de Campari y medio de triple sec. Para la premezcla puede utilizar una coctelera, un shaker o una jarra con abundante hielo. 

Refajo rojo

Una versión diferente de nuestro alabado coctel nacional, que tiene ahora un sinfín de variaciones. En una jarra de dos litros, añada cuatro cervezas rojas, cuatro tragos de bourbon y dos gaseosas de toronja tamaño personal. Para servir, ponga bastante hielo en vasos altos y sirva (si quiere, puede añadir un par de gotas amargas para terminar). Esta medida alcanza para ocho vasos generosos de refajo.


De izquierda a derecha: rebujito, pisco sour y negroni.

Jarra de rebujito

Es el coctel ‘dominguero’ de Andalucía, en España, y para elaborarlo se puede usar jerez fino o manzanilla. En una jarra de un litro añada abundantes hojas de hierbabuena, dos vasos altos de jerez, un vaso alto de Sprite y un shot de zumo de limón. Sirva en vasos altos con hielo, decorados con algunas hojas de hierbabuena y una rodaja de limón. Esta medida alcanza para cuatro cocteles medianos. 

Jarra de pisco sour

Un clásico que, además de gustar mucho, acompaña muy bien pasabocas picantes y especiados. En la licuadora, agregue un vaso rocas lleno de pisco, medio vaso de zumo de limón, media taza de azúcar refinada y dos claras de huevo. Agregue unos cubos de hielo y licúe. Se sirve en vasos cortos o en copas pequeñas de vino blanco y se decora con un par de gotas amargas de Angostura. 

Jarra de negroni

El coctel de moda y uno de los preferidos por el público masculino. En una jarra con capacidad para un litro, añada hielo y partes iguales (puede medir con una taza) de ginebra, Campari y vermut rojo. Revuelva muy bien con una cuchara larga y sirva en vasos cortos con un poco más de hielo y una medialuna de naranja. La receta para una taza de cada ingrediente puede rendir hasta seis cocteles en vaso pequeño.

*Sommelier profesional. Este artículo fue publicado originalmente en Cocina Semana, sígalos en Instagram y Facebook.

Lea también:

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Mariana Rodríguez

    close
  • La esgrima a profundidad

    close
  • Hincha hasta las huesos

    close
  • Mujeres tatuando

    close
  • Más allá de la realidad

    close
MÁS VIDEOS
PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.