Los años no llegan solos. Y una de las señales más evidentes es el crecimiento de los pectorales, senos o tetas –como quiera llamarlo– en los hombres.

Se trata de una enfermedad llamada ginecomastia, un trastorno que resulta del desequilibrio entre la testosterona (hormona masculina) y el estrógeno (hormona femenina que se produce en exceso). Pero ojo también le van a crecer si aumenta mucho de peso.

Lea también: El hombre con el pipí más grande del mundo

Y como todo en esta vida tiene solución, tenga en cuentas estas dos opciones para que se olvide para siempre de las llamadas ‘man boobs‘.

La primera alternativa es ayudar a que su cuerpo recupere los niveles de testosterona de manera natural. ¿Cómo se logra? En su rutina diría tiene que incluir el ejercicio. Por ejemplo, salga a correr, montar en bici o súbase a la elíptica que nunca usa.

También es importante que le baje a las harinas, azúcares y grasa. Incluya en su dieta alimentos ricos en Zinc y vitamina D. Si es disciplinado y constante, notará rápidamente los resultados.

Lea también: ¿Cuáles tragos engordan menos?

La otra alternativa es someterse a una cirugía plástica (recuerde que debe acudir a un profesional). Es conocida como una ginecomastia o una reducción mamaria, donde se hace la extracción de la grasa acumulada en esta zona del cuerpo o una extracción total de la glándula mamaria. Los hombres que se someten a este procedimiento tienen un resultado inmediato.

“Con la cirugía puede el hombre sentirse nuevamente cómodo quitándose la camisa y exponiendo su tórax. Además para aquellos que hacen ejercicio el exceso de tejido en esta área puede ser bastante incómodo no sólo por la apariencia sino también para el desempeño físico como tal", dice la cirujana plástica Lina Triana, presidente de la Sociedad Colombiana de  Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.

Dentro del quirófano hay dos opciones para los hombres. Una es con la liposucción en esta área, pero hay otros casos donde es necesario hacer una incisión muy pequeña en al areola de la tetilla para extraer toda la glándula mamaria. La recuperación depende del procedimiento. Pero eso sí, todo hombre tendrá que usar una especie de chaleco o faja apretada durante el primer mes después de la cirugía.

Lo más importante es cuidarse en la dieta y hacer ejercicio porque si se sube de peso puede perder los buenos resultados. 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.