Mito: tomar 8 vasos de agua diarios

¿Ha hecho el intento de bajarse más de un litro de agua al día? Sí, es un montón y no necesariamente lo que debería tomar. La ingesta de agua varía según su peso y la actividad física que haga, pero lo cierto es que esta creencia se remonta a ¡1945! Un estudio decía que un adulto debería beber 2.5 litros de agua al día. Pero que gran parte de esta cantidad se encontraba también en los alimentos que consumía. (¿Cuál es el mejor ejercicio para bajar la barriga?)

La gente se quedó solo con la primera parte e hizo la conversión a 8 vasos de agua. Pero no se asuste, tomar agua no es malo lo que pasa es que no hay ninguna evidencia científica que demuestre que esta cantidad sea necesaria ni que tomar mucha agua esté relacionado con la prevención de enfermedades del corazón o riñones, una piel más sana, entre otros.

Lo que sí es cierto es que las personas que toman mayor cantidad de agua no toman gaseosas u otras bebidas azucaradas y ahí sí hacen una gran diferencia en su salud. (Errores que cometen los hombres a la hora de hacer ejercicio)

Mito: la comida orgánica es mejor

Por si no lo sabía, los agricultores de alimentos orgánicos tienen permitido el uso de pesticidas. La diferencia es que el que ellos usan debe ser de origen natural y, aunque suene contradictorio, puede ser incluso más perjudicial que uno sintético.

Ojo: eso no quiere decir que no pueda comer orgánico, lo que queremos decirle es que tanto la comida orgánica como la que no lo es tiene tan bajos niveles de pesticidas que no representan peligro alguno. (Ejercicios para bajar la barriga y mejorar su vida sexual)

Además, según 98.727 estudios publicados por el American Journal of Clinical Nutrition no hay ninguna evidencia de que lo orgánico sea más nutritivo.  

Mito: tomar leche es necesaria para tener huesos fuertes

Seguramente desde que era un niño le han impuesto el consumo de la leche para crecer más sano y fuerte o también habrá escuchado que una dieta rica en lácteos es buenísima para prevenir la osteoporosis.

Lo cierto es que, aunque la leche sí puede mejorar la salud de los huesos, varios estudios (como el de la American Society of Bone and Mineral Research) demuestran que no hay ninguna relación entre el consumo de leche y una disminución (o inexistencia) de fracturas de huesos. Esta creencia realmente se debe a una exitosa campaña publicitaria. (Qué tan difícil es tener la chocolatina marcada)

Mito: los endulzantes naturales son mejores que el azúcar refinada

Si en vez de tomarse un café con azúcar refinada, le echa miel porque cree que es más light, piénselo dos veces. ¿Por qué? Porque el azúcar de algo sintético (como una dona) y el azúcar de un producto natural (como una manzana) es lo mismo. Entre la comunidad científica hay un consenso unánime de que el jarabe de maíz (con lo que endulzan muchas de las cosas que usted come) y la miel tienen el mismo efecto biológico.

Ahora, la diferencia es que los productos sintéticos (como galletas, pan, tortas, etc.) tienen mucha más azúcar por porción y por ende más calorías.


Mito: los jugos detox limpian su cuerpo

¿Después de una noche de excesos de comida (y bebida) o de vacaciones ha pensado en tomar jugos verdes (o del color que sea) con el único propósito de desintoxicarse y quedar como hombre nuevo? (Consejos realistas para bajar la barriga)

Malas noticias: el cuerpo naturalmente remueve lo que le haga daño y estos jugos no van a acelerar este proceso. Además, aunque hay muchas bebidas detox que pueden ser saludables, puede tener el mismo resultado comiendo esos alimentos directamente (sin necesidad de licuarlos).

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.