El diseño

Fue pensado minuciosamente por los genios de Maranello (la ciudad italiana donde nació Ferrari y donde todavía hay fábrica y museo de la marca) para darle esa combinación ideal entre lo tradicional y lo moderno. El resultado es esta obra de arte que apenas pesa 1300 kilos en vacío —traducción: es livianísimo teniendo en cuenta el tamaño del motor— y que está compuesta principalmente de fibra de carbono para alcanzar velocidades extremas sin perder estabilidad. Otro de sus atributos es el techo descapotable, que, a diferencia de lo que muchos creen, no lo hace más lento cuando se abre. ¿Por qué? Porque su aerodinámica fue estudiada durante años en túneles de viento y su carrocería fue reforzada para evitar reducción en la velocidad.

Lea también: 9 carros por debajo de los 50 millones

El motor

Logra que este superdeportivo sea único en su categoría. Es V 12 —el doble que uno de Fórmula 1—, tiene 963 caballos de potencia y una transmisión de doble embrague de siete velocidades que permite darle más fuerza (si no entendió, solo sepa que es más que un volador: es el volador de los voladores). Además, cuenta con dos motores eléctricos alternos que apoyan al principal cuando la demanda de potencia es mayor. Todo esto se traduce en resultados impresionantes: alcanza una velocidad máxima de 350 km/h y puede llegar a los 100 km/h en 2,8 segundos, y ¡a los 200 km/h en 7,1 segundos! Es, sin duda, el convertible más rápido y potente jamás creado por Ferrari.

También le puede interesar: Alfa Romeo presenta el carro del futuro

La tecnología

Aunque apenas se fabricaron 209 unidades —todas se vendieron en tan solo unos días—, Ferrari desarrolló un sistema eléctrico únicamente para este modelo. Cada parte del carro reporta su rendimiento a un computador central, que se adapta a las necesidades del conductor para sacarle todo el jugo posible a la máquina. Y si estaba preguntándose por la seguridad, fresco, que tiene un sistema de frenos específicamente desarrollado para altas velocidades, además de airbags frontales y laterales. Nosotros no nos cansamos de verlo. ¿Y usted?

Aliste el tarjetazo

2,5 millones de dólares (la bobadita de 7350 millones de pesos)

Vea también: Aston Martin presentó el carro más veloz de la historia

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.