La pizza, la hamburguesa o su comida rápida favorita pueden ayudarlo a bajar de peso y olvidarse de esos kilos que se le acumulan en la barriga.

Y no se trata de un invento. Un estudio científico lo comprobó hace pocos meses. La investigación fue hecha en la Universidad Católica Portuguesa y publicada en la revista Men‘s Health. (Consejos (muy realistas) para bajar la barriga)

El experimento consistió en que a un grupo de hombres se les limitó el consumo de calorías a 10.500 a la semana. 

Sin embargo, a la mitad de los participantes se les permitió que dejaran la dieta durante un día y comer algo prohibido. Por ejemplo, una buena porción de pizza. Pero la condición era no perder el control.

Al final del estudio, la diferencia entre el peso que perdieron ambos grupos no fue significativa. (Los cuidados que todo pipí necesita)

Lo más importante de la investigación es que los hombres que tenían una dieta más restringida, se pusieron de mal humor y querían abandonar la dieta. Pero aquellos que pudieron comer pizza estaban con más motivaciones para seguir con el cuidado de su alimentación.

Para los expertos, el éxito en este caso fue que los hombres pudieron romper las reglas y no sentirse condicionados a solo ciertos alimentos. Además, en ese día donde pudieron comer su plato preferido tampoco podían excederse. (La verdad de la incomprendida pizza hawaiana)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.