La tentación está en todas partes. Sin embargo, serle infiel a su pareja no es nada fácil y le puede traer consecuencias inesperadas. Por ejemplo, enfermedades que de una lo van a mandar al médico u obligar a hacerse un tratamiento especial. Los cachos le pueden salir muy caros.

Lea también: ¿Es posible amar y desear a dos mujeres al tiempo?

Según Juan Manuel Younes, especialista en descodificación biológica (ciencia que relaciona las emociones con las enfermedades), si usted es infiel y sabe que está mal, seguramente podrá comenzar a sufrir y no precisamente del corazón.

Pero si a usted lo enseñaron a ser infiel y le parece normal, no le pasará nada. Ni siquiera le dará remordimiento.

Lea también: Y las mujeres son infieles porque...

Lo importante de este asunto es entender las enfermedades vienen de las emociones en cierto modo.

“Cuando el paciente sabe que ser infiel está mal y criticó mucho a su papá cuando lo hizo con  su mamá, al confrontarse con esta situación pueden suceder varias cosas. Por ejemplo, si asocia esto a lo que conocemos como una ‘marranada’, puede comenzar a sufrir del colon”, dice Younes.

Tenga en cuenta que los síntomas y males dependen de la connotación de cada una de las personas. De su visión del asunto. Si usted es de los que no deja de pensar en la embarrada que está haciendo, puede comenzar a tener dolores de estómago, problemas en el hígado o problemas de piel en el caso que decidan abandonarlo.

Lea también: Elogio de la infidelidad 

Lo bueno de todo el asunto es que Younes dice que la descodificación biológica es una de las mejores alternativas porque le ayudará a sacar estas emociones con psicoterapia, charlas y un poco de hipnosis. 

Derecho de autor: asife / 123RF Foto de archivo

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.