Usted puede tener mil amigos en Facebook. Pero sabe que solo son conocidos que lo encontraron en esa red y quieren chismosear su vida. El biólogo Robin Dunbar asegura que un humano promedio puede tener cerca de 150 amistades –reales- en su vida. Y la ciencia lo confirma. (Contra ir de vacaciones a una finca con amigos)

Según un estudio, publicado por el Psychology Today, usted puede entablar 150 amistades, pero solo cinco de ellas son realmente cercanas. Una persona promedio tiene cerca ese número de personas para comunicarse constantemente. El estudio aclara que puede variar en uno o dos, pero es el promedio.

Mantener ese promedio depende de la utilidad de la amistad. Según Mark Vernon, psicólogo y autor de La filosofía de la amistad, a todos nos gusta ser útiles. Pero sentir que uno de nuestros amigos nos está utilizando hace que lo descartemos de inmediato. 

El consejero:

Siempre llega el día en que un hombre debe tomar una decisión (de hecho es más de una vez y más de una decisión). Por lo general, en ese momento no tiene ni idea qué hacer. Pero siempre existirá ese amigo que le puede dar algunos consejos y salir de tanto lío.

No es su papá, aunque puede serlo. Seguro usted y sus amigos van a buscarlo cada vez que debe tomar una decisión. Él siempre ha tenido una relación estable, es tremendamente organizado y todo en su vida parece estar en absoluta calma. (Mi amigo de la infancia que jugaba mejor que yo)

El que levanta:

Él tiene éxito a la hora de conquistar. Siempre le anda buscando alguien con quién salir y en las fiestas le ayuda a hablar con la mujer que usted lleva mirando horas. Tiene cualquier cantidad de frases perfectas para comenzar una conversación y terminar consiguiendo el número, el correo y hasta la dirección de la mujer a la que le está cayendo. Termina levantando en los momentos menos esperados y aunque usted lo copie, nunca tendrá tanto éxito como él.

El borracho:

Es ese que busca cualquier excusa para terminar tomando. Para él todo merece “una cervecita” y siempre termina desocupando todas las botellas del lugar. Siempre conoce un lugar donde el trago es más barato y se ha quedado en su casa más de una vez porque no se pudo ni levantar de la borrachera. Pero usted siempre lo buscará para aceptar “una cervecita” o "un traguito".

El deportista:

Usted no entiende cómo este personaje prefiere levantarse a las cinco de la mañana a trotar y no seguir durmiendo. Es el amigo que nunca puede ir a las fiestas porque al otro día tiene una competencia. Sus planes siempre serán saludables. Es uno de los más fieles asistentes a la ciclovía y los domingos es el primero en llegar a la cancha para el partido de fútbol 5. Por lo general usted lo verá vestido de sudadera. Gracias a él no tiene la barriga mucho más grande. (Mujeres le aconsejan qué hacer si le gusta su mejor amiga)

El trabajador:

Su frase favorita es: “tengo mucho trabajo”. No para de trabajar. Incluso cuando se ven, vive pegado al celular respondiendo correos. Ni se le pasa por la cabeza salir entre semana porque, otra vez, le tocó trabajar hasta tarde y al otro día madruga. Será un ejemplo para que usted no se queje más porque un día le tocó salir una hora más tarde.

¿Qué tipo de amigos agregaría usted?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.