Cuando la selección juega en Barranquilla se anticipa el carnaval y la fiesta empieza en cualquier esquina. Llueve cerveza, se camina sobre maicena y se abraza a cualquiera que lleve la tricolor puesta. Acá le tengo cinco recomendados pa’ que la siga después del partido y para todos los gustos. (Estas son las selecciones que pueden clasificar a Rusia 2018 esta semana)

Primero que todo, si es un pelao’, está prendido y lo que quiere es rumbear, el sitio ideal es Frogg. La discoteca de la ciudad con la mejor rumba. Mujeres lindas por doquier. Música crossover pa’ bailar pegadito adentro y electrónica en la terraza para que se relaje cuando no pueda más. Aquí puede venir, picar algo, tomarse una botella y conocer a las barranquilleras más lindas de la ciudad. Ojo, no se vaya a poner a tirar espuma o maicena, porque lo sacan.

Si es descomplicado y quiere vivir el ‘barranquillerismo’ a flor de piel, tiene que irse para La Troja. Este es un lugar sin mayor infraestructura que caracteriza el sabor barranquillero en su máxima expresión. En este legendario rumbeadero han bailado personajes como el Joe Arroyo y el Maestro Fruko. Este es un lugar ideal para visitar con amigos, bailar sin pena y tomarse un par de frías. Aquí sí puede tirar maicena, espuma y cerveza como Dios manda. Además, aquí SÍ se puede venir en pantaloneta y hago la aclaración porque no falta el extranjero o el turista que cree que aquí andamos en pantaloneta a todas partes. Nada más equivocado.

Ahora, si está buscando un ambiente barranquillero pero no le suena lo de bailar en la calle y quiere algo un poco más tranquilo, le recomiendo Cucayo. Este es el restaurante que sale en las películas sobre costeños, que tiene una decoración pensada milímetro a milímetro para que cada visitante pase un rato inolvidable y se tome unas buenas fotos para subir en Instagram. Este lugar no es tanto para el desorden, sino más bien para tomar duro y parejo mientras prueba la deliciosa comida típica costeña. (Minuto 90: el festival de cine para los futboleros)

Pero como no a todo el mundo le gusta llenarse la boca de espuma y la cabeza de papelitos mientras celebra, pásese por Brooklyn, la Cervecería Pub de la ciudad que tiene un ambiente cosmopolita y todo el tiempo están pasando los eventos deportivos del momento. Es ideal para probar la cerveza artesanal y catar shot a shot todas las botellas del lugar. Aquí, la vuelta no es ir a hacer desorden ni tampoco ir en plan de comer (aunque lo puede hacer), el plan es tomar frías y pasar un buen rato.

Una publicación compartida por Brooklyn (@brooklynbaq) el

Ahora, si no se quiere emborrachar hasta terminar con el hígado en la mano, pero quiere disfrutar de una buena cena y unos cocteles buenísimos, pida un taxi de esos que tienen frases atrás y dígale que lo lleve a Anónimo. Sí, este es el restaurante de Federico Martínez, el man que se ganó MasterChef. La comida es exquisita y la atención está a la altura del mejor restaurante de su ciudad. Aquí puede seguirla de una manera moderada, pero eso sí con comida de otro nivel y ya queda listo para regresar al hotel. (Los mejores futbolistas colombianos en FIFA 18)

Ah, y una pequeña aclaración de bacán: a nosotros nos encanta hablar como hablamos, pero no que nos imiten, así que hable neutral y no deje que se la monten. ¡Disfrute este vacile y prepare el hígado que vamos para Rusia!

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.