Llorente es ante todo un bar. Está inspirado en los cocktail bars de Londres y Nueva York, un concepto atemporal con muebles de anticuario y un ambiente cálido para que se sienta como en casa.

La coctelería está inspirada en la era de la ley seca de Estados Unidos, pero también en la cultura e ingredientes nacionales mezclados con espirituosos de la mejor calidad.

Hay mucho para que pruebe. Le recomendamos que empiece por la Mula de Llorente, Chicó Real, El Chapetón, Al Capone Nativo, Rebelde con Causa y Patria Boba. También debería probar los gritos (shots de licores bien mezclados) y su propuesta de cocteles sin alcohol.

Si va en plan de comer, también lo puede hacer. En la barra del primer piso tienen una carta especial y en el segundo queda el restaurante, que se especializa en comida americana muy bien ‘jalada’.

La música también es buenísima. Ponen clásicos de los setenta a los noventa, funk, jazz, R&B y, de vez en cuando, salsa y hip hop. Vaya y conózcalo, que seguro se convierte en uno de sus sitios favoritos de la ciudad.

Lea también:

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.