Es refrescante, funciona muy bien como aperitivo, tiene sabores tropicales y como no es tan fuerte es buenísimo para ir calentando motores. Es el Huerta Mule, una reinterpretación del clásico Moscow Mule. Por si no lo conocía es un coctel que se creó en Los Ángeles durante la Segunda Guerra Mundial (sí, se sigue tomando desde entonces) como el resultado de crear un trago con dos productos que casi no se vendían: vodka y cerveza de jengibre. (El coctel con Chocorramo)

En el bar Huerta se le midieron a crear su propia versión de este coctel y es buenísimo. Lo mejor de todo es que seguro a su novia también le va a gustar. La base, igual que su versión original, es vodka pero en vez de cerveza de jengibre se prepara con un almíbar de este tallo. Así se prepara:

Así se prepara el Huerta Mule

En una coctelera eche un trago de vodka (50 ml. o un shot generoso), medio shot de almíbar de jengibre, el zumo de medio limón, un chorrito de miel de abejas y medio shot de almíbar de albahaca. Si no consigue los almíbares los puede preparar en su casa. En principio se preparan con partes iguales de agua y azúcar diluida y el ingrediente que quiera, en este caso albahaca y jengibre. Luego, agite muy bien la coctelera y sirva en el vaso típico del Moscow Mule (como el que ve en la foto). Encima ponga hielo pilé (o hielo triturado, parecido al de un granizado) y para decorar ponga una hoja de albahaca. Facilísimo, ¿no?

(3 cocteles con vodka (que no tienen jugo de naranja))

Si no se le mide a prepararlo pero igual lo quiere probar, pásese por Huerta Bar Coctelería Artesenal (Calle 69a #10-15, segundo piso. Bogotá).
Télefono: +57 (301) 785 4934

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.