La tarte Flambée es un plato típico de la región francesa Alsacia. El plato lo crearon los panaderos alsacianos con la masa que les sobraba del pan y hacían una especie de pizza muy delgada y le echaban queso cortado, cebolla y tocineta y lo metían al horno para que se tostara al punto de casi quemarse. A diferencia de la italiana, las Flambées no tienen levadura y por eso son tan crocantes. Tampoco se hacen en forma circular sino como un rectángulo y se corta en cuadrados. Eso sí, también se come con la mano y acompañada de cerveza o vino.

Este fue el concepto que Joe Pérez y Denis Schwebel quisieron traer a Bogotá y lo montaron en una casa en Chapinero. La idea es que su fuerte son los Flambées, pero también tienen otros platos con preparaciones francesas pero ingredientes locales. Además, Denis, el chef, es de Estrasburgo así que puede estar seguro que está probando comida de Alsacia de verdad.

Va a encontrar Flambées tradicionales y otros de autor. Le recomendamos “La cerdita” que trae queso fromage blanc, papada de cerdo confita, cebolla caramelizada con miel y crema de chócolo. Una delicia y además va a estar en el Pizza Master. De entrada pida los raviolis de morcilla y manzana verde, una combinación diferente pero buenísima y para cerrar con broche de oro tienen una barra de postres muy bien montadas.

Si va al medio día puede pedir el menú de almuerzo que todos los días es diferente o si va con un grupo de amigos pueden pedir el menú de degustación para que prueben todos los tipos de Flambées que tienen. No es un restaurante de manteles pero tampoco es tan informal. En general es un sitio para parchar, comer bueno y a un buen precio.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.