Es inexplicable. El mundo entero cabe en un televisor plano, más plano de lo que se creía era el mundo hace unos siglos. Asómese a esta ventana donde el paisaje nunca se repite y cada uno es mejor que el anterior.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.