En este mundo digital, la televisión también lo es. En pantallas planas de última generación las imágenes son cada vez más fieles y las opciones infinitas. Pero la pantalla no hace nada por sí sola, un codificador repleto de entretenimiento es más que indispensable.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.