Hay dos maneras de reseñar los restaurantes que aparecerán en una revista: la primera es yendo de incógnito para aprobar o desaprobar la atención del lugar, la preparación de sus platos (entre más, mejor) y la ‘buena nota’ que transmite su decoración; y la otra es llamando directamente para avisar que se visitará el restaurante para, si las cosas salen bien, comentarlo.

Por lo general, eso lo sabemos por experiencia ‘gustativa’, si se acude a la segunda opción —es decir, la de avisar con tiempo— la habilidad de los dueños o administradores sale a relucir sin menoscabo y la invitación —léase: no pago de la cuenta— es a “todo taco”.

Con el recientemente inaugurado restaurante Nuvô, en el corazón de la Zona Rosa, acudimos a esta segunda alternativa. Y a pesar de que el ‘pacto tácito’ de la invitación nunca sucedió, es inevitable decir —pese a la sorpresa— que ha aparecido en el escenario gastronómico un lugar casi ‘preparado’ para el paladar del mundo SoHo.

Con algunas claras referencias al estilo mediterráneo en su decoración (paredes en tonos azules y amarillos), fuentes de agua que bajan por entre vidrios y un patio interior perfecto para los días de sol o lluvia, Nuvô ha optado por entregar en su menú una justa lista de comida francesa ideal para cualquier bostezo. Aquí, desde luego, como entrada no puede faltar la Sopa de cebolla (o mejor, aceptando el galicismo, Soupe à l’oignion), preparada con jerez y gratinada con pan francés. En la seguidilla de entradas que aparecen en la carta, los Calamares apanados y el Carpaccio se llevan los mejores elogios. Justos en cocción, frescos y con una presentación inmejorable. Entre los platos fuertes se podría recomendar el ya conocido Poulet bombay (con el chutney como ingrediente principal) o las Brochetas de cordero. Pero recomendamos dos por su presentación y buena sazón: Poupiette Geneve, festival de colores rojos gracias a la salsa de mora y el vodka que le dan un sabor que difícilmente podría ser descrito, y los Medallones de lomo en mostaza y pimienta, deliciosos a la hora de sentir con toda su fuerza el sabor de las especias.

En síntesis, la buena sazón de Nuvô es una razón suficiente para que paladar del mundo SoHo se arriesgue a disfrutar la ‘nuvedad’ de este centro neurálgico de la gastronomía bogotana.

Nuvô
Calificación: (****)
Dirección: Calle 83 Nº12–29.
Teléfono: 622 19 16
Precio: Entradas desde $6.500 hasta $13.500; platos fuertes desde $14.500 hasta $24.500.
Recomendado: Poupiette Geneve.,,

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.