Este es un lugar que oscila entre lo tropical y lo popular. Tal vez por eso ir a comer a Central Cevichería es lo más parecido a estar en una playa mientras se disfruta de la genuina comida de mar. Para empezar, el ambiente informal y relajado lo transportará inmediatamente a la costa Atlántica o Pacífica —de donde provienen los pescados y mariscos utilizados en la carta—: música tropical, patios ambientados con palmeras, meseros con guayaberas y un menú caracterizado por la sencillez en la preparación y presentación de los platos. Y ese es precisamente uno de los mayores logros de este restaurante especializado en los ceviches, tiraditos y tartares; en vez de haber posado como un lugar pretencioso, sus dueños optaron por volver a lo básico, que también tiene muchísimos adeptos. ¿O quién puede negar el sublime encanto de un pargo frito sin más arandelas que un par de limones, una ensalada y unas papas a la francesa?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.