Olor: A alcantarilla. A aguas estancadas. Textura: Café, espesa, turbia. Al probarla se siente un poco jabonosa. Sabor: A agua de zanja, mezclada con tierra húmeda. Consecuencias gástricas: Fuertes arcadas al probar. Al otro día, el médico me dijo que la diarrea la había causado una inflamación severa por contaminación.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.