El doble retrato de Federico de Montefeltro y Battista Sforza, de Piero della Francesca, en la Galería Degli Uffizi, Florencia, Italia. Esta obra demuestra que la belleza en el arte y en la vida son dos cosas diferentes. Este par de personajes tan deformes y tan bellos en el cuadro, en la vida real serían verdaderos monstruos.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.