¿Que Colombia es un gran escenario para conciertos apenas desde hace cinco años? Un conocedor de la música erudita podría desmentir de tajo esa afirmación dando un par de nombres de artistas clásicos que han pisado estas tierras durante décadas, entre ellos Igor Stravinski, Mtsislav Rostropovich, Yehudi Menuhin, Yo-Yo Ma, Ivo Pogorelich y Joshua Bell. En enero, Cartagena fue de nuevo la meca sonora del país tras la realización del Segundo Festival Internacional de Música. La actividad llevó por una semana más de 20 conciertos a toda la población de la ciudad, de la mano de 50 músicos y 12 solistas de primer nivel. Entre ellos, estuvo presente una de las figuras más importantes -y sensuales, por qué no- del violín mundial. Ella es Elina Vähälä, finlandesa que desde los 12 años ha ejecutado el instrumento al lado de agrupaciones como la Orquesta Filarmónica de Helsinki y la Orquesta de Cámara de Inglaterra. Como otros colegas asistentes al festival (entre ellos el pianista Jean-Yves Thibaudet y el percusionista Cyro Baptista), ya Elina tiene claro que difícilmente podrá pasar otro año sin hacer escala en una actividad que, más allá del disfrute, está cumpliendo una labor social determinante en una ciudad que lo necesita.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.