Yo salí con ‘el Tino‘ hace unos ocho años. Nos conocimos en una fiesta en Medellín. Él se acercó a hablarme y ahí empezó todo. Después de esa noche nos vimos tres veces y me invitó a Tuluá. Luego estuvimos en Argentina, en San Andrés, en Bogotá, viajábamos mucho.

No era una relación muy seria, simplemente éramos amigos. Cuando viajábamos también iban mis amigas. Donde llegábamos todo el mundo se le tiraba encima para pedirle autógrafos, fotos, de todo. A veces era incómodo porque uno necesita privacidad, estar tranquilo. De resto, andar con él era delicioso. Para empezar, ‘el Tino‘ es un excelente amante. Las fotos que salieron en esta revista no se comparan con lo que uno ve en su máxima expresión, es algo de no olvidar jamás.

Él era superconsentidor, le gustaba mucho darme besitos y tenía una cualidad que las mujeres valoramos mucho: se demoraba en venirse. Era superapasionado. Cuando estuvimos en Argentina como 15 días, hacíamos el amor casi siempre dos veces al día, por la mañana y por la noche.

De acuerdo a mi experiencia, él es un muy buen amante y, ahora, es uno de mis mejores amigos. Nuestra relación duró un año larguito. Desde ese momento, cada vez que él viene a Medellín me visita. Mi familia lo adora, a mi mamá le cae muy bien. Él nos hace reír mucho, siempre sale con unas cosas muy charras. La verdad, después de haber estado con él, estuve un tiempo sola y luego conseguí una pareja con la que duré cuatro años, pero nunca le conté nada sobre ‘el Tino‘.

Preferí no decírselo porque no me gusta hablar de mi pasado, y mucho menos del ‘Tino‘, para que no se sientan mal.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.