Selección subjetiva de la Oficina de Prensa de la Copa Santander Libertadores para Colombia y SoHo.com.co

1. Alberto Spencer, el artillero ecuatoriano

Tiene el gran honor de ser el máximo artillero de la historia en la hoy Copa Santander Libertadores. Ecuatoriano de nacimiento, y de padre jamaiquino, Alberto Spencer desestabilizó defensas y fulminó redes en todos los estadios del continente. Con una velocidad envidiable, una gran definición, un potente disparo y efectivo cabezazo, Spencer brilló en los inicios del certamen con la camiseta de Peñarol. Con el equipo manya, el ecuatoriano quedó campeón en las ediciones de 1960, 1961 y 1966, jugó 11 ediciones del torneo (desde sus nacimiento en 1960 hasta 1972) y sumó un total de 54 goles en la historia de la Libertadores (48 jugando con Peñarol y 6 con Barcelona de Guayaquil).  Sus gestas en la hoy Copa Santander Libertadores le valieron para ser nombrado como “héroe nacional” del Ecuador.

2. Pelé, el más grande de la historia

Considerado por muchos entendidos como el mejor jugador en la historia de este deporte, Pelé comenzó a brillar para el mundo en las canchas donde se jugó la Libertadores. Todo fue en los inicios del certamen, más exactamente en la edición de 1962, cuando guió a su amado Santos al título continental. Era el debut del club blanco de Brasil y su mayor reto fue enfrentarse en la gran final con la potencia del momento: Peñarol. Ahí la magia del que se convertiría en el mejor del mundo, que pudo contra la garra uruguaya. En el 63 de nuevo la gran calidad de Pelé le permitió, por un lado, ratificar al Santos como el Rey de América, y por el otro, escribir su nombre como uno de los mejores jugadores del torneo. En 1965, el 31 de marzo, Pelé jugaría su último juego de la Libertadores, y fue cuando su archirrival del momento, Peñarol, lo eliminó de la Copa.
 
3. Luis Cubilla, un delantero ganador

Nacido en Paysandú, Uruguay, el 28 de marzo de 1940, Luis Cubilla se convirtió en una de las grandes leyendas de la hoy Copa Santander Libertadores. Definido por muchos como un delantero derecho mortal, rapidísimo y dueño de una increíble amistad con el balón, Cubilla conquistó las canchas de América y se coronó campeón del torneo con los dos clubes - archirrivales entre sí- más importantes de su país: Peñarol y Nacional. Dentro de su historial esta, entonces, los dos primeros campeonatos de la historia de la hoy Copa Santander Libertadores con Peñarol (1960 y 1961) y,10 años después, la Copa que alzó (1971) vistiendo la camiseta de Nacional de Montevideo. Por si fuera poco, y para acabar de consagrar su nombre en la historia de este torneo, en 1979 y 1990 volvió a coronarse Campeón de América pero esta vez en las filas del Olimpia de Paraguay y como su director técnico.

4. Juan Ramón Verón, la verdadera bruja

Muchos dicen que llegó a ser tan importante para Estudiantes de La Plata como lo fue Pelé para el Santos. Y es que las electrizantes apariciones en el aérea, su velocidad y ubicación y sus goles valieron (en los finales de los sesenta) para que su modesto club (en aquella época los grandes del fútbol argentino eran Rancing e Independiente. Estudiantes era un equipo de provincia sin mayores conquistas), se convirtiera en una potencia suramericana que se llevó la hoy Copa Santander Libertadores por tres años consecutivos (1968, 1969 y 1970).  Juan ramón Verón, “La Bruja”  marcó 10 goles decisivos en su historia copera.
 
5. Pancho Sá, el coleccionista de títulos

Francisco Pedro Manuel Sá es considerado como uno de los mejores defensores argentinos de la historia y esa gran cualidad la pudo demostrar con creces en la Libertadores. Hizo parte del glorioso Independiente de Avellaneda que lo ganó todo en los años 70 y luego se consagró con Boca Juniors. Quedó campeón de la Copa con Independiente en 1972, 1973, 1974 y 1975 y sólo faltó a un partido de este torneo en esos cuatro años de gloria. Tres años después,  Sá se volvió a coronar Rey de América pero esta vez con la camiseta de Boca Juniors (1977 y 1978). Pacho Sá un verdadero rey de copas.
 
6. Ever Almeida, el hombre récord

Sin lugar a dudas, Ever Almeida es el hombre récord de la historia de la hoy Copa Santander Libertadores. Uruguayo de nacimiento, pero paraguayo por adopción, este serio, eficaz, seguro y experimentado arquero posee una de las marcas más difíciles de igualar pues disputó un total de 16 Copas Libertadores (todas con su amado club Olimpia). Transferido del club Guaraní, jugó la Copa en estas 16 oportunidades entre los años de 1979 y 1990 y sumó un total de 113 partidos disputados. Sus esfuerzos en los estadios de Sur América también tuvieron su recompensa pues se coronó campeón de América en dos ocasiones: 1979 y 1990.  
 
7. Ricardo Bochini, el genio del reinado

Era el partido que definía al campeón de 1973. El estadio Nacional de Santiago a reventar veía como se enfrentaban Colo Colo e Independiente. Con 19 años, y en el tiempo suplementario, entraría a debutar en el torneo un chico, que a la postre, pondría el pase gol que les daría el título. Ahí se comenzó a escribir una de las historias más grandes de Independiente y de la hoy Copa Santander Libertadores: Ricardo Bochini. Excepcional jugador que a pesar de su corta estatura y su pequeño físico, sobresalió sobre lo demás gracias a su genialidad para jugar, para pasar la pelota, para definir. Con su club Independiente de Avellaneda jugó 10 Libertadores, entre 1973 y 1987. Sumó un total de 62 partidos disputados y marcó 8 goles. Su magia llevó al Rey de Copas a coronarse en el trono de América en 1973, 1974, 1975 y 1984. 

8. Antony D`Avila, el pequeño gran subcampeón

No pudo ser campeón de la Copa, pero su endiablada calidad para sobrepasar defensas rivales y anotar soberbios goles le permitieron estar dentro de los grandes de este torneo. Además, posee el récord de ser el jugador con más subtítulos en la hoy Copa Santander Libertadores. Antony D`Avila disputó la no despreciable cifra de 11 Libertadores. Marcó 29 goles lo que le permitió, también, convertirse en el máximo artillero colombiano en el torneo continental. De todas sus participaciones se recuerdan las 5 en las que quedó subcampeón. Las cuatro primeras con el América de Cali y la última con el Barcelona de Guayaquil. En 1985 perdió con Argentinos Juniors por penales, el año siguiente lo hizo frente a River Plate. De nuevo en la siguiente edición, 1987, cayó con Peñarol y en 1996 volvió a caer derrotado con River. En 1998, ya en el Barcelona, perdió la gran final con el Vasco Da Gama.

9. Enzo Francescoli, el Príncipe

Ha sido uno de los jugadores más exquisitos que han sido participes de la historia de la hoy Copa Santander Libertadores. Su excepcional elegancia, su innata cualidad para crear fútbol y marcar goles le permitieron tener un capítulo en la historia de este torneo continental.  Justo antes de comenzar la Copa de 1986, año en que su equipo River Plate de Argentina se coronaría campeón, Francescoli se fue transferido a Europa. La Libertadores quedaba pendiente. Sin embargo, 8 años después regreso a River y cumplió con uno de sus sueños pues en 1996 lideró a los de la “banda cruzada” para alzarse con la segunda Libertadores de su historia.
 
10. Juan Román Riquelme, el cerebro del poderoso Boca

Si bien en los 70 el gran rey de Copas fue Independiente, a comienzos del año 2000, Boca Juniors fue el gran protagonista de la hoy Copa Santander Libertadores. Dirigidos por Carlos Bianchi, ganaron las Copas de 2000, 2001, 2003 y 2007 y se convirtieron en el equipo más poderoso de esta parte del mundo. Además, del poder colectivo, la efectividad y la experiencia, el Boca de esa época debe gran parte de su éxito a su indudable cerebro, aquel que fue capaz de echarse el equipo en los momentos más difíciles, de marcar la pauta cuando era necesario, de poner el pase preciso, de anotar goles fundamentales y de difundir por las canchas de Suramérica su gran capacidad. Ese fue el gran cerebro del cuadro xenexie: Juan Román Riquelme. (En el título del 2003 Riquelme no estuvo en el equipo pues militaba para el Barcelona de España).
 
 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.