Debido a la triste huella que dejó en todo un país durante más de una década, la figura de Pablo Escobar sigue siendo una de las más atractivas para llevar a la televisión o al cine. Incluso, nombres como el del actor español Javier Bardem suenan para encarnarlo. Dentro de esa seguidilla audiovisual, el más reciente lanzamiento es el documental Pablo Escobar, ¿ángel o demonio?, trabajo estrenado en salas de cine con la dirección de Jorge Graner. Su productor, el venezolano Miguel Sierralta, decidió que era tiempo de volver a preguntarles a colombianos de todos los niveles sociales acerca de la imagen que conservan del capo, y logró entrar al corazón del barrio Pablo Escobar de Medellín, donde aún se le rinde idolatría. Ahora la misión es lograr posicionar el documental en el reñido espacio del circuito comercial de salas de cine.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.