Olvídese de las típicas modelos de pasarela y prepárese para ver algo diferente: Ana Pacheco —la exguerrillera de las Farc que tanto dio de qué hablar en nuestra portada de noviembre— es la protagonista de una campaña que la marca Vhera Lucci lanzará con el apoyo de la Agencia Colombiana para la Reintegración. La idea es que, bajo el concepto de “belleza real”, mujeres campesinas, afrodescendientes, indígenas y reinsertadas se encarguen de mostrar que la paz no debe quedarse solo en palabras.

La de Vhera Lucci es la clásica historia de dos jóvenes emprendedores, Julián González y Felipe Lara, que antes de acabar la universidad —estudiaron Finanzas en el Externado— decidieron fundar su propia empresa. Arrancaron comercializando productos cosméticos a base de frutas en países como El Salvador, Bolivia y Barbados, pero la inexperiencia los llevó a cometer tantos errores que estuvieron a punto de quebrar. En 2010 empezaron de nuevo y lanzaron Vhera Lucci, una marca de biocosméticos que tiene detrás todo un tema humano y de servicio con el que ayudan a las comunidades campesinas del país.

Mejor dicho: para ellos no se trata solo de hacer plata, también de ayudar. Por eso, sus productos usan un ingrediente llamado sacha inchi, que cultivan distintas comunidades del país agrupadas por ellos. Esas comunidades, a su vez, conforman una red destinada a la comercialización: leche hidratante, aceite corporal, agua de colonia, perfume... Así que ya sabe: cuando vea a la espectacular Ana Pacheco, acuérdese de que no es una modelo más; es una modelo que está apoyando buenas causas.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.