¿Cuáles son las películas de su vida que puede comparar con un gran evento como la primera comunión o la graduación o el matrimonio?


Para mí esos no son momentos importantes, de hecho ni hice la primera comunión ni me he casado. Mi vida no está hecha de grandes y significativos momentos sino de recuerdos de pequeños instantes que viví con alguna emoción particular. De la misma forma, respecto al cine, no atesoro un puñado de películas perfectas sino los cientos de pequeños momentos de felicidad, tensión, pavor o inquietud que he sentido viendo películas a lo largo de mi vida.

¿Cuáles son sus películas malas favoritas, es decir, cuáles son sus principales placeres culposos del cine?
Las películas pueden ser sencillamente como si te contaran un cuento. A mí me gustaba que me contaran cuentos cuando era pequeño y me sigue gustando que lo hagan ahora. La serie B y las películas malas son eso: cuentos sobre pirañas, ratas gigantes o asesinos de niños en busito a rayas.

¿Cuáles han sido sus más grandes descubrimientos audiovisuales, de videos tontos a películas extrañas, en la era de YouTube?
No soy uno de esos investigadores de rarezas de YouTube. Veo las cosas cuando alguien me las muestra y eso es siempre después de que ya tienen millones de visitas y soy el único que no las ha visto.

¿Cuáles películas le recetaría a una persona en el borde de la depresión del domingo?
Depende de si quiere que se le quite o que le dé más. Supongo que querrá que le dé más, porque la gente deprimida, en vez de hacer deporte para tener una buena dosis de dopamina, se pone a tomar aguardiente y oír rancheras. Para hacer que se revuelque en su miseria le recomendaría definitivamente Pinocho.

¿Qué películas de horror están en los pies de página de El páramo?
Hay muy pocas películas de terror que considere obras maestras, pero hay muchas que me han dado grandes momentos de miedo o tensión. No podría nombrar las que me influenciaron porque no hay un grupo de grandes películas, sino toda una vida de cinefilia llena de escalofríos en las salas y pesadillas en las noches.


PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.