“A veces me meto a YouTube a buscar goles míos, y una vez me encontré con una ‘selección con los 100 mejores goles de Colombia’ y salió uno mío… Lo vi y me pareció curioso que fuera un gol que hice con el pie, uno que le hice a Chile. ¡No puede ser! El 75 u 80 % de los 204 goles que anoté los hice con la cabeza”.

“Nunca cobré penaltis, era malísimo, el peor. En Ecuador, donde jugué un tiempo, no estaba haciendo goles, venía en una mala racha y el técnico Gutiérrez Ponce dijo: ‘Si hay penalti, cobra Vilarete’, para que me reencontrara con el gol. Y así fue. Le pegué tan mal que el balón casi le da al banderín del córner. Y él me dice: ‘¡Pero, mirá, qué locura. Primera vez que veo una pelota que pega en el banderín del córner!’. Obviamente, era exagerando, pero el cobro sí salió muy desviado. No cobré penaltis. Cuando era joven, perdí un campeonato porque cobré el penalti en la final y lo boté. Perdimos y eso me frustró, me marcó”.

“Como delantero tuve que enfrentarme a defensas que pegaban mucho, como Dulio Miranda y el Patón Bauza. Eran impresionantes. Pero el más terrible de todos era Jorge Bermúdez, el papá de Jorge Bermúdez (también futbolista). Ese era el más bravo”.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.