l motor del DB10 tiene 4,7 litros ; si no entiende ese número, solo tiene que saber que es potentísimo. Todo el diseño fue supervisado por Sam Mendes, director de Spectre, quien sugirió meterle piezas de fibra de carbono, no solo para que tuviera una mayor resistencia sino para resaltar la elegancia de Bond.

3 juguetes increíbles trae este carrazo: una ametralladora que sale del capó, un lanzallamas que brota del techo y, por supuesto, el asiento ‘expulsable’, para que Bond salga sano y salvo de cualquier accidente. Todos estos gadgets también fueron aprobados por el director.

305 kilómetros por hora alcanza este tote de carro. Para que se dé una idea del volador que es: al filmar algunas escenas de la película en Roma, el helicóptero de grabación tuvo que pedirle al conductor que le bajara la velocidad porque no podía seguirle el paso. Además, actualmente, según normas de tránsito de Inglaterra, está prohibido manejarlo en vías públicas.

10 Aston Martin DB10 fueron fabricados por la marca británica, y solo uno fue puesto en subasta. Aunque no traía todos los juguetes —ametralladora y demás—, sí venía con la firma del mismísimo Daniel Craig, el actor que ha interpretado al 007 en las últimas cuatro entregas.

$10.434 millones de pesos pagó un comprador anónimo por este carrazo en una subasta de puros artículos relacionados con las películas de James Bond en la casa Christie‘s.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.