John Elwes

Fue la inspiración de Scrooge, el tacaño de Cuento de Navidad, de Charles Dickens. Pese a heredar en el siglo XVIII una fortuna equivalentes a 110.000 millones de pesos de hoy y ser miembro del parlamento inglés, siempre usaba ropa vieja, comía palomas muertas que recogía en la calle y caminaba para ahorrar gastos.

Hetty Green

Apodada “la Bruja de Wall Street?, fue a finales del siglo XIX la mujer más rica del mundo. Usaba siempre el mismo vestido y lavaba solo la parte que daba al piso para ahorrar jabón. Una vez su hijo sufrió una herida en la rodilla, y como ella no quiso pagarle el médico, terminó amputado.

Jean Paul Getty

Creador de la petrolera Getty Oil, este gringo fue a mediados de los cincuenta el tipo más rico del planeta. En su mansión mandó instalar un teléfono de moneda para que los empleados y huéspedes no hablaran gratis. Además, no pagó el rescate de su nieto secuestrado hasta que recibió una oreja del niño.

Wellington Burt

Cuando este político murió, en 1919, era el octavo hombre más rico de Estados Unidos, con una fortuna de 100 millones de dólares. Pero quería tanto a sus ahorros que en su testamento dejó una cláusula que aclaraba que no los podía heredar nadie hasta 21 años después de la muerte de su último nieto.

John P. Davidson

Este irlandés se forró durante la Fiebre del Oro, cuando, como capitán de un barco en el río Misisipi, se robaba el oro de los trabajadores. Solo comía una vez al día y, aunque era muy creyente, nunca dio limosna en misa. Durante la Guerra Civil se fue a Inglaterra para no tener que pagar impuestos en Estados Unidos.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.