¿De qué equipo es hincha?
La verdad, siempre he sido hincha del Once Caldas, el equipo de mi ciudad, Manizales. Pero desde hace un tiempo le hago fuerza al equipo en el que esté Dayro. Cuando el Once jugó contra Millonarios, su equipo actual, él les metió tres goles y yo me puse muy feliz.

¿Cómo se conocieron?
En una discoteca de Manizales, hace por ahí un año y medio, cuando él jugaba para el Once. Yo lo había oído nombrar, pero no lo reconocía físicamente. El hecho es que a él le dijeron que una ex señorita Caldas, o sea yo, iba a estar en la discoteca, y allá llegó. Duramos quince días hablando y después sí nos cuadramos. Esa vez solo duramos cuatro meses.

¿Por qué?
Él se fue a jugar al Junior de Barranquilla y yo ya estaba enfocada en mi carrera como cantante. Los dos viajábamos, estábamos en una relación a larga distancia, entonces decidimos que era lo mejor. Pero nunca dejamos de hablarnos. Un día que fui a presentarme en una discoteca de Barranquilla, él llegó a buscarme, y listo, luna de miel otra vez.

¿Va a verlo jugar?
Siempre que juega en Bogotá voy al Campín con una camiseta de Millonarios que me regaló y que está marcada ‘D. Moreno’. Yo llego temprano, entonces él me ubica en la tribuna cuando sale a calentar y si mete un gol, me lo dedica, me tira picos.

¿Sufre mucho?
A veces, sobre todo cuando va a cobrar un tiro libre o cuando le pegan duro.

¿Y cuando lo insultan?
Pues me río porque qué más. Una vez en Tunja me senté al lado de unos tipos que no paraban de gritarle “¡Dayro borracho!”… Si uno va al estadio tiene que estar dispuesto a soportar esas cosas.

Hablando de borrachos, ¿Dayro es tan parrandero como dicen?
Tiene 28 años, y como a cualquier joven, le gusta la rumba, claro. Pero él ha cambiado mucho: la gente sigue pensando en el Dayro del pasado, pero ha evolucionado, ha madurado, es un profesional; no sé si es por los años o por la experiencia o si es que ya ha ido quemando etapas.

¿Ni una rumba de vez en cuando?
Rumbeamos juntos cuando podemos, pero tranquilos, sin excesos. Es más, desde que está en Bogotá, muy poco de eso. Si acaso de pronto un whisky o una cervecita cuando hay un par de días libres; o de vez en cuando un aguardiente, pues ese es mi trago favorito, y a veces renuncia al whisky y me da gusto con el guaro.

¿De dónde viene su afición por la música?
Siempre me ha gustado cantar. Si había reuniones familiares, yo cantaba. Si llegaban mariachis o vallenatos, también. Cantaba en el coro de la iglesia, en el colegio, en Cartagena durante el reinado…

Pero ahora es profesional.
Lo que pasa es que después de ser modelo y señorita Caldas decidí irme a República Dominicana, donde vivía mi hermana Sandra, y allá conocí al hijo de Cuco Valoy, porque vivía en el mismo edificio que yo. Un día le dije que quería cantar y me ayudó a grabar algunas canciones que sonaron en radio allá.

¿Qué música hace?
Empecé con puro merengue y ahora hago un merengue muy urbano que tiene rumba, reguetón, hasta electrónica. Ya tengo tres sencillos y me he presentado en Manizales, Barranquilla, Santa Marta, Medellín, Cartagena… y el 22 de noviembre estaré en el Royal Center de Bogotá.

¿De dónde viene su nombre artístico, Lamar?
Al principio iba a ser Marcé, pero después pensé que la gente terminaría diciéndome Marce, sin acento. Un día estaba pensando y salió Lamar: La, por las últimas dos letras de mi nombre, y Mar, por las primeras tres. Y me queda perfecto, porque, además, me encanta el mar.

Su hermana Sandra Muñoz habló para esta revista de sus relaciones con personajes de dudosa reputación. ¿Qué opina al respecto?
No tengo nada malo que opinar. Admiración es lo único que tengo por mi hermana: es una berraca, una luchadora, una emprendedora.

Volviendo a Dayro, ¿hablan de fútbol?
Sí, yo le digo que cuando esté en la cancha dé la vida, que vaya con toda.

¿Se toca el tema de la Selección?
Claro, el Mundial es un anhelo que él tiene, y va bien, con pie derecho, es el goleador del torneo. Tiene que seguir trabajando, pero todo está en las manos de Dios.

Ya que está hablando como futbolista, ¿será que Dayro va al Mundial?
Sí, va, y yo también.

MODELO: MARCELA MUÑOZ (LAMAR)
FOTOGRAFÍA: NICOLÁS CORREDOR
ASISTENTE DE FOTOGRAFía: HAROLD VACA
PRODUCCIÓN: NICOLÁS PINZÓN
MAQUILLAJE: JOHANA DíAZ
AGRADECIMIENTOS: POR OBRA Y GRACIA CRA. 11 N.º 84-09 TEL: 7432724/WOMEN’S SECRET CRA. 11 N.º 82-71 L- 107/DIESEL C.C. EL RETIRO LOCAL 157/SUPER DRY C.C. TITÁN PLAZA LOCAL 371/Santolina lingerie: Tel: 574 3311888 Cel: 3108918769/AND THEN GODS JEWELRY TEL. 3166438247
agradecimiento especial: alejandro tabo gómez mapaná crossfit/www.mapanacrossfit.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.