Señores Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, bien le harían al país dejando de promover el miedo y la desinformación con mentiras, rumores y absurdos contra el proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana. Ustedes tuvieron su oportunidad como presidentes y la desaprovecharon.

Si a algo tenemos derecho los colombianos es a no cargar con las frustraciones y los egos de un par de expresidentes que quisieron, pero no pudieron llegar al fin del conflicto con las Farc. Tenemos derecho a buscar la paz que nos arrebataron un día y que nos ha sido negada por intereses económicos y políticos de unos cuantos a los que ustedes mismos representan.

Usted, expresidente Pastrana, quien desde Mozambique envió una carta al Partido Conservador negándose a la decisión de parte de esa colectividad de apoyar el SÍ al plebiscito, ¿no se avergüenza, por lo menos un poco?

Llama  “golpe de Estado”  constitucional a ese mecanismo de refrendación luego del oso nacional e internacional que hizo cuando como presidente lo dejaron plantado y con la “silla vacía” en la instalación de las negociaciones con las Farc. Usted ni siquiera alcanzó a llegar a este momento que hoy con esperanza vemos y abrazamos millones de colombianos, usted ni siquiera alcanzó a llegar a un cese bilateral de hostilidades. Pero sí alcanzó ciertos logros, cómo no reconocerlos.

Por ejemplo, durante los 1.139 días que duró el proceso de negociación del Caguán nunca se llegó a un solo punto de acuerdo de los previstos en la agenda. Le entregó 42 mil Kilómetros cuadrados de territorio nacional a la guerrilla de las Farc, lo cual le permitió elevar a 70 sus frentes de combate y consiguió la mayor cantidad de combatientes en su historia, llegando a los 17 mil. Todo esto dando lugar a una de las más grandes tragedias de nuestra historia reciente: la llegada al poder de Álvaro Uribe Vélez.

Y es que hacerlo tan, pero tan mal que le haya dado legitimidad a un discurso guerrerista como el de Uribe, es una verdadera tragedia. No como dice usted, expresidente Pastrana, en su misiva a los conservadores refiriéndose a la tragedia que supuestamente Santos se está inventando de ganar el NO al plebiscito. Uno no sabe qué es peor, que ande metiendo sus narices en la política del país vecino o que las ande metiendo en el propio.

Por su parte, expresidente Uribe, todos sabemos que usted no pudo con las Farc, que prometió acabarlas militarmente con su Seguridad Democrática y que tuvo dos periodos, pero no pudo. Prueba de ello es que estamos sentados negociando con esa guerrilla, sencillamente porque nadie ganó la guerra.

No olvide que en su momento, usted le ofreció a las Farc una zona de despeje, curules en el Congreso, eliminar la extradición, rebajar las penas, un cese bilateral del fuego, reconocer el conflicto armado y hasta una Constituyente; algunas concesiones que hoy usted mismo le critica al proceso de negociación en La Habana, paradójico, ¿no?.

Sin contar con Ralito, proceso del cual nunca conocimos acuerdo alguno y mucho menos hubo algún mecanismo de refrendación como el plebiscito. Senador Uribe, usted no pudo resolver el conflicto con las Farc, pero lo está logrando Juan Manuel Santos, así a usted se le alborote la úlcera o se le agote la valeriana. Sin embargo, ya que usted, a diferencia de Pastrana, está en ejercicio y goza de una investidura como Senador, haga campaña para el plebiscito esta vez limpiamente y promueva lo mismo entre sus seguidores, pues se les nota la desesperación cada vez que aparecen con montajes de preescolar como el más reciente hecho con la imagen de Juanes.

Señores expresidentes, está claro que millones de colombianos entendemos ahora la seguridad de manera diferente, no en términos de guerra o represión militar, la entendemos en términos de madres disfrutando a sus hijos, no llorándolos; de jóvenes en escuelas y universidades, no con un fusil en mano; de campesinos cultivando sus tierras para el sustento de todos, no huyendo desplazados a las ciudades.

Hoy millones entendemos la seguridad en términos de paz con equidad y justicia social. Somos nosotros quienes saldremos a refrendar los acuerdos, quienes iniciaremos el camino hacia la paz querida.

La paz sí ha estado herida porque millones de colombianos, combatientes de los dos bandos y tantos inocentes, han sido víctimas de la guerra durante décadas, en parte por la incompetencia suya, expresidente Pastrana; y, en parte, por la mezquindad suya, expresidente Uribe. Y bueno, después de frases como “mis asesores están siendo llamados al nuevo gobierno, los de Uribe a indagatoria”, estamos a días de ver a este par de ex abrazados haciendo campaña contra el proceso de paz.

Denle la oportunidad a los colombianos, al país entero, de quitarse la carga de su resentimiento, de sus egos, de sus frustraciones. La testarudez de ambos no puede arrebatarnos un sueño que está a punto de convertirse en realidad.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.