1. Que la censura de la derecha sea censura y la censura de la izquierda apenas “sugerencia respetuosa”.

2. Que los sindicatos siempre aseguren que el gobierno les incumplió y que el gobierno se mantenga firme en que sí les cumplió.

3. Que las capitales de departamento no tengan agua.

4. Que un alcalde como Petro no se haya dado cuenta de que la contratación en las alcaldías locales es la gran fiesta de los corruptos.

5. Que no haya cadáveres en un Congreso repleto de buitres.

6. Que un tipo sea capturado cinco veces por acosar sexualmente a las pasajeras de TransMilenio y cinco veces haya recuperado la libertad.

7. Que el pavimento siga siendo un artículo de lujo.

8. Que los hijos de los guerrilleros que firmen la paz sigan viviendo en el exterior. Clave que regresen a probar cómo es vivir en el país que sus padres intentarán reconstruir.

9. El silencio de Santos frente a los numerosos problemas de Bogotá.

10. Que nuestro embajador en Estados Unidos funja de vocero de las grandes farmacéuticas, preocupadas porque las leyes colombianas van a privarlas de seguir esquilmándonos.

11. Que la política haya convertido el nombramiento de los magistrados en una proeza.

12. Esa pelea de cada cuatro años por integrar comisiones, cuando permanentemente los congresistas disfrutan de jugosas comisiones.

13. Que se considere antipatriótico sugerir que entreguemos la construcción y administración del metro de Bogotá a una empresa extranjera… porque aquí del metro hecho por colombianos no hemos pisado ni un centímetro.

14. Que sigamos nombrando ministros por criterios políticos y no técnicos.

15. Que no se pueda tapar un hueco sin volver a hacer la calle completa.

16. Que las Farc nos vengan a vender el rollo barato de que a Alfonso Cano hay que incluirlo en la lista de víctimas del conflicto armado.

17. Que en cualquier barrio, sin medidas de insonorización, parqueaderos, rutas de evacuación y todas esas cosas que se les exigen a particulares, funcionen iglesias destinadas a salvar almas y recolectar limosna.

18. Que, después de los consejos de seguridad, Buenaventura siga condenada a la desgracia y al olvido.

19. Que sea más fácil ir a la Luna que unificar definitivamente las tarjetas de TransMilenio.

20. Que, adorando las empanadas, nos generen tantas dudas…

21. Que, como ocurre aquí y supongo que en todo el continente, uno no pueda escribir en el iPhone “la paz” sin que el corrector automático lo convierta en La Paz (Bolivia).

22. Que un bufé en el Hotel de las Américas, en Cartagena, cueste (como trinó Alberto Bernal) $86.000.

23. Ver posando de estadistas (de oposición) a los vicepresidentes, que en otras latitudes son lo que son: discretas llantas de repuesto.

24. Que la ilusión de la paz les haga creer a algunos que Venezuela, refugio de criminales, tiene un gobierno amigo. ¡Amigo el ratón del queso!

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.