?

?



Los que piensan que no se puede ser librepensador perteneciendo a un culto deberían conocer al padre Saldarriaga, protagonista de la nueva novela del autor cartagenero: histriónico, enloquecido, adicto a la coca y defensor de los matices más eróticos de María Magdalena. Una novela breve y punzante.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.