Fui la primera cara que salió en la televisión colombiana. Yo ya era reconocido como locutor de las emisoras 1020 y La voz de Bogotá y necesitaban a alguien de experiencia para ser maestro de ceremonias de la emisión que iniciaría la televisión en el país, el 13 de junio de 1954. En ese entonces yo tenía 22 años, narraba la lucha libre desde la plaza de toros y aún no me había ganado ninguno de los 315 premios que me iban a dar más adelante. Recuerdo que la presentación me salió muy natural, que no sucedió ningún contratiempo y que el general Gustavo Rojas Pinilla quedó tan contento con todo que me ofreció ser su presentador en todas las giras que tuvo de ahí en adelante. Al tiempo me fui a México a estudiar cine, radio y televisión y terminé actuando en 21 películas para Paramount Pictures. A mi regreso al país fundé Producciones JES y con ella empecé la era de los programas-concurso. Como yo había podido ver varios en Estados Unidos decidí que aquí también podíamos tener grandes premios. Así nacieron El cheque escondido y Concéntrese, dos concursos en vivo y en directo que dieron mucha plata que salía de la pauta publicitaria. Recuerdo que el premio más alto que entregué fue de 25 millones de pesos.

Luego llegó la época de las transmisiones internacionales, que comenzó con Miss Universo, en 1971, y siguió con los premios Óscar. Al concurso siempre viajé con un camarógrafo y un asistente y me dedicaba a realizar entrevistas diarias. Con las señoritas Colombia he tenido una relación profesional, en la que las aconsejo y las ayudo en lo que necesiten. Siempre tuve una atracción especial por Grecia, al punto que estudiaba su historia y no veía la hora de conocer a ese país. Cuando Atenas fue seleccionada como sede de Miss Universo, sentí la obligación de inventarme una frase que realzara el valor de ese momento. Así fue que, en una transmisión, dije: "Hoy desde Atenas, mañana desde cualquier lugar del mundo". A mucha gente le gustó la frase y la seguí aplicando en cada uno de los 70 países en donde seguí transmitiendo internacionalmente. Aún hoy, cuando me ven en la calle, me dicen "Don Julio, ¿hoy desde dónde?".

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.