Mis padres tenían un estudio de grabación dentro de nuestra casa, un día yo empecé a jugar con el micrófono y así nacieron las primeras letras de la canción Dur, dur d´être bebé que me convirtió en el cantante más joven en tener un sencillo en el primer lugar de ventas en Francia. Yo solo canté, ellos se encargaron de hacer toda la producción. Apenas tenía cuatro años.

Ahora que he crecido y soy adolescente, he visto muchos videos y transmisiones de televisión de mis presentaciones y me sorprendo de la capacidad artística que tenía en el escenario a tan corta edad. Tampoco deja de sorprenderme el fenómeno que creamos, la verdad no esperábamos que el éxito fuera tan grande en todo el mundo.

Mi infancia fue diferente debido a la fama. Todo el mundo me reconocía, me paraban en la calle, me pedían autógrafos. Tengo muchos recuerdos de esa época en la que tuve la oportunidad de conocer muchos lugares y mucha gente.

La anécdota que más recuerdo ocurrió en México. Me encontré con Slash y los Gun‘s n Roses y quedé muy impresionado por el concierto que dieron. Cuando vi a Axl Rose cantar en escena quise imitarlo inmediatamente, en sus gestos, en todo. Años después, en 1994, mis padres me regalaron la guitarra de Slash, ellos la compraron en una subasta que buscaba recursos para la lucha contra el sida.

Mis padres se separaron cuando yo tenía ocho años y mi madre decidió que para mí era mejor tener una vida normal, pero a los catorce años la música me volvió a atrapar. Hoy tengo diecinueve. Desde entonces estoy trabajando para revivir todo lo que logré en el escenario, pero con una mirada más consciente, de joven adulto.

La gente aún me reconoce en Francia por todo lo que hice y todavía hablan de mí en medios de comunicación, en la calle, hablan de mi pasado y también de mi presente, ya que hace poco lancé mi autobiografía Ya no soy más un bebé, libro que escribí con ayuda de personas cercanas.

Estoy rodeado por gente de mi entera confianza con la que estoy preparando el relanzamiento de mi carrera. En esta nueva etapa soy independiente, yo me encargo de componer y cantar todas las canciones. Hace algunos meses di mi concierto de regreso, en Caen, Francia, y allí tuve el placer de tocar la guitarra de Slash que mis papás me regalaron hace trece años.

Actualmente vivo en la provincia de Normandía y hago cursos para manejar barcos de alta velocidad, una de mis pasiones además de la música, aunque en general no me gusta hablar de mi vida privada. Sé que si algún día tengo un hijo dejaré que haga lo que realmente ama y lo impulsaré para que cumpla todos sus sueños. Por lo pronto quiero cumplir los míos y uno de esos es ir a Colombia a encontrarme con todos mis fans.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.