La prehistoria del Power Plate ocurre durante la carrera espacial entre norteamericanos y soviéticos. Los soviéticos podían quedarse en el espacio hasta 420 días, mientras que los americanos solo llegaban a 120 días antes de que los efectos negativos de la gravedad cero en los huesos y los músculos los obligaran a regresar. La diferencia radicaba en que los primeros habían inventado un método de entrenamiento que les permitía aumentar el tono y masa muscular, la densidad mineral ósea y la producción de las hormonas del crecimiento y la serotonina, reducir grasa, mejorar flexibilidad, agilidad y la circulación sanguínea. Hoy en día esta tecnología, que se llama "entrenamiento por aceleración", le trae todos estos beneficios por medio de las máquinas Power Plate.

¿Se acuerda de la fórmula de Isaac Newton, que dice que fuerza es igual a masa por aceleración? Pues cuando usted levanta pesas está aumentando la masa para aumentar su fuerza, pero con Power Plate hace lo contrario: aumenta la aceleración para obtener ese mismo resultado. La máquina vibra y contrae los músculos entre 25 y 50 veces por minuto, creando un efecto de carga de gravedad en cada movimiento realizado durante la sesión de ejercicios. El resultado es que el entrenamiento es más efectivo: una sesión de 20 minutos vale por una hora de gimnasio, o 30 segundos de abdominales sostenidos (es decir quedarse quieto en la mitad de camino) vale por 900 abdominales normales. Por fortuna, hoy no se necesita ser ni astronauta ni soviético para acceder a ella. La página de internet es www.powerplate.com o puede llamar al 6185855.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado