Cuenta Francisco Restrepo, gerente general de Las Acacias e hijo de uno de los fundadores, que muchos de los meseros que atienden hoy llevan tanto tiempo en la empresa que incluso ayudaron a criarlo a él cuando era niño. Por ejemplo, de los meseros de Las Acacias de la 94 con 14 (que, por cierto, es el lugar favorito del equipo de SoHo) Ómar Tarquina lleva 22 años, Álvaro Niño 29, y Jairo Piñeros también 29, durante los cuales ha hecho carrera en la empresa: comenzó como aseador, fue ascendido a portero de noche, luego a mesero, a cajero y finalmente a administrador. Y es que el secreto de Las Acacias, un paraíso para periodistas borrachos y por eso agradecemos este sitio, para haber llegado a los 40 años que está cumpliendo, es mantener las tradiciones y la vieja usanza tanto en sus recetas como en el servicio. Pues aunque a primera vista los meseros parecerían ser paisas de pura cepa —algunos fueron arrieros en su juventud— muchos son costeños o llaneros, pero después de tantos años de convivir entre paisas se les han pegado los dichos y el acento. Es que no se trata simplemente de que los meseros se pongan un carriel y queden disfrazados de paisas, es más el trato y el ambiente que hacen de Las Acacias una verdadera fonda paisa. De eso estamos seguros, ¡salud!

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.