Muchos se preguntarán ¿por qué?, ¿por qué destapar a Magola en SoHo? ¿Y por qué no? A manera de celebración he decidido convertirla en obra de arte, primero como la musa de Dalí y luego como Frida Kahlo, siendo así mujer, musa y artista. También la vemos como una mujer libre, dueña de su sensualidad vestida como una pin up, o como ama de casa rodeada de los objetos comunes de la vida privada. Tan desdeñada por grandes pensadores hombres en el pasado.

Magola es todo eso y más, es una historia que nace gracias a los progresos del feminismo; sin ellos, Magola no podría hablar, existir, luchar, salir con los pelos en las piernas o levantarse la bata cuando quisiera. Mucho se habla por estos días de este tema “peliagudo”, el entender el feminismo como lo mismo que el machismo, pero aplicado por las mujeres, ha sido un error garrafal durante años. Afortunadamente, la intervención de artistas pop asumiendo que lo son, y su puesta en valor, han hecho que nuevas generaciones, se sientan identificadas con las luchas de feminismo, que no son otras que el respeto por los derechos de la mujer y su libertad.

Magola lleva 20 años pidiendo equidad de género en las páginas de los diarios iberoamericanos, libertad de pensamiento, respeto de lo femenino, de lo cotidiano y visibilidad del trabajo de la mujer dentro y fuera del hogar. Así lo han entendido la Cruz Roja española y otras organizaciones no gubernamentales que han acogido a Magola y sus ideas para difundir mensajes de igualdad y convivencia.

Sobre todo de libertad, libertad para no ser perfecta, libertad para no entrar en los cánones de belleza, para depilarse o no depilarse, para tener criterio y autoestima. Libertad de desnudarse o no desnudarse, ser o no objeto del deseo, de humor, de autocrítica, libertad total de opinión, de sarcasmo, y de equivocarse para volver a empezar de ser necesario.

Este será un año de celebraciones para Magola y para mí, su creadora, con 13 libros publicados y dos más que serán presentados en las ferias del libro de Bogotá y Guadalajara (México), se da el pistoletazo de salida con la invitación de SoHo, que abre sus páginas para mostrar que las mujeres tenemos derecho a hacer lo que queramos, seamos dibujadas o de carne y hueso. Perfectas o imperfectas, tenemos mucho que decir y mucho que aportar.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.