Siempre supe que Manni, el líbero había sido un éxito en Alemania, donde se grabó hace más de 25 años, pero nunca imaginé que fuera conocida en Colombia. A los más jóvenes quiero aclararles que se trataba de la historia de Manni, un joven que siempre quiso ser futbolista profesional y que al final logra su sueño.

Tenía 15 años cuando la protagonicé y no tuve que hacer casting, porque yo ya era conocido por otro exitoso programa llamado Timm Thaler. Cuando me ofrecieron el papel lo acepté enseguida porque siempre he sido fanático del fútbol. Siendo joven jugué fútbol en un equipo llamado TSV Milbertshofen, pero no de líbero, sino de puntero izquierdo, porque soy zurdo. La gente cree que por actuar en una serie de fútbol recibí ofertas de equipos profesionales. Nunca pasó. Aún las estoy esperando, aunque sospecho que ya soy muy viejo.

La serie duró 13 capítulos, pero no por falta de acogida, sino porque fue pensada así desde un principio. La idea fue siempre contar la historia del joven Manni hasta que debutaba en la selección nacional de Alemania, ya que ese era el final feliz ideal. Lo demás quedaba en la imaginación del televidente.

La presentación del programa era yo sentado en la mitad del césped del estadio Olímpico de Berlín, completamente vacío; todo un honor por ser el escenario deportivo más importante del país. Pero no fue el único. Tuve la oportunidad de conocer a glorias del fútbol de mi país como Gerd Müller, Karl Heinz Rummenigge y al propio Franz Beckenbauer. No todos los días se tiene la oportunidad de trabajar con el mejor líbero de Alemania, que además jugó en el Bayern Munich, equipo del que soy hincha.

Después de Manni, der libero —su nombre original— trabajé en varias series familiares y hoy, además de ser animador de radio y televisión, hago parte de una telenovela muy popular, Verbotene Liebe, que lleva más de 3000 episodios al aire. Muchos más que Manni, el líbero, sin duda. Por mantenerme vigente la gente no me olvida, pero muchos, sobre todo los de mi edad, me recuerdan como Manni. Ser conocido en Colombia me llena de orgullo, nunca lo habría imaginado. ¿Será que un canal de televisión me invita para visitarlos algún día?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.