Pese a la mirada subjetiva de los autores, este especial de reivindicaciones tiene claros rasgos de objetividad; eso hay que reconocerlo. Los autores de estos artículos se liberaron de sus posturas y buscaron una razón para defender lo que por percepción e incluso, sentido propio, habían atacado.

Aquí están las reivindicaciones con las que se encontrará a los ‘largo de este especial‘ y un abrebocas de las mismas:

Reivindicación del todo incluido por Juan Pablo Meneses
Que son campos de concentración en traje de baño. Que tienen el estilo personalizado de un megasupermercado. Que te obligan majaderamente a ser feliz, estar feliz, muy feliz.
Juan pablo Meneses
      
Reivindicación de las telenovelas por Santiago Roncagliolo
Admítelo: te gusta llorar. Te emocionas con las puestas de sol. Te sabes las canciones de José José. Y de vez en cuando recuerdas a esa chica y te preguntas qué habrá sido de ella. Sí: el tío Santi te comprende. Ya no hace falta que finjas. Relájate. Ponte flojito.
Santiago Roncagliolo

Reivindicación del palillo de dientes
por Antonio García  
 
Sería muy aparatoso cargar para todos lados con un kit de aseo dental. Además del que tenemos en nuestra casa, quizá guardemos un cepillo y una seda en la oficina, tal vez otro en el maletín, pero sería demasiado obsesivo-compulsivo de nuestra parte andar todo el tiempo en tales profilaxis.

Reivindicación de Pepe
por Martín Caparrós  

Me gusta que sea brasileño. Los brasileños han mantenido, por décadas, una imagen de jugadores elegantes, bailarinas con traje vaporoso.

Reivindicación del misionero por Leila Guerriero  
El campo no era el campo en el que suele pensar la gente que nunca vivió en el campo cuando piensa “el campo”.


Reivindicación del matrimonio
por Eduardo Sacheri 
     
Me gusta que sea brasileño. Los brasileños han mantenido, por décadas, una imagen de jugadores elegantes, bailarinas con traje vaporoso.  
Reivindicación de Dago García por Ricardo Silva Romero      
A ver cómo voy diciendo línea por línea que las películas que produce el guionista Dago García no tienen nada de malo.

Reivindicación de Ricardo Arjona por Daniel Riera      
  
¿Cuándo fue que dije que Ricardo Arjona era algo así como Sabina después de la lobotomía? ¿Lo dije en esta revista? Paciencia: todo tiene su explicación.

Reivindicación de la mortadela por Gustavo Gómez 
       
Allá en los setenta, cuando Mortadelo y Filemón estaban recién llegados las filas de la T.I.A (algo así como el Control de Maxwell Smart, pero en el cómic español), y yo recién llegaba a la primaria, comencé mi relación con la mortadela.

Reivindicación de la masturbación después de los 40
por Patricio Fernández
Fue acampando en un Jamboree de los Boy Scouts, que supe por primera vez de la existencia de la masturbación. Nunca antes había oído tal palabra.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.