De las mujeres sé lo que ellas saben de sí mismas… absolutamente nada. Todas son diferentes. La Nasa tendría que hacer un estudio, largo y tendido, sobre ellas y no sacaría nada claro. Las mujeres son como un bosque lleno de flores, de todos los colores, y cada una huele diferente.

Lo que sé que les gusta a las mujeres del sexo abre un abanico de posibilidades. Cada una es un mundo. Con mi respuesta sé que algunas se sentirán muy bien y otras, insultadas. A unas, sorprendentemente, no les gusta que les chupen el clítoris porque son demasiado sensibles y a otras les encanta. A unas las vuelve locas que les muerdas el cuello otras no lo soportan. A unas les encanta que les chupes los pies, otras no aguantan que se los toques. A unas les encanta que les chupes los pezones, otras no soportan que se los toques.

De lo que sí estoy seguro es de que el cuello y la nuca son sus puntos más sensibles.

Sé que las gorditas son muy buenas amantes y mojan mucho más la vagina. Son más calientes. Son más ricas en la cama. Lo siento por las delgaditas, pero las gorditas tienen mi corazoncito en este tema.

Mi primera esposa era japonesa y estaba bien, pero en cuestiones de sexo me quedo con las gringas y las latinas.

Uno cree que seduce a una mujer, pero son ellas las que seducen. Uno piensa que se las lleva a la cama y ellas son las que se lo llevan a uno. Las que dirigen son ellas. Tenemos que aprender el sexo sobre la marcha y darnos cuenta de que cada mujer es un laberinto.

Las posiciones que más les gustan a ellas son la del perrito, la cucharita, la del misionero y en la que están encima del hombre. No funcionan igual en todas las mujeres, porque dependen mucho del tamaño y la dirección del pipí del hombre.

Las mujeres deportistas son sinónimo de buen sexo.

La edad de una mujer no es garantía de nada. Me he acostado con mujeres mayores que no tienen actitud en la cama y con jóvenes sin mayor experiencia que la tienen toda.

Con un amigo tengo una pelea constante, porque él dice que a todas las mujeres les gusta el sexo duro. No lo creo. Depende del momento. A las mujeres les gusta pasito la mayoría de las veces y un día deciden probar lo contrario. Lo importante es saber leer lo que ellas quieren. El tiempo y tener una gran cantidad de sexo diario es lo que te da la confianza para ser un gran amante.

Yo, para hacerlas felices, les digo que sí a todo y trato de tener siempre conversaciones conciliadoras. Mejor hacerlo a las buenas, porque a las malas uno con las mujeres siempre sale perdiendo. Hay que darles siempre la razón, no como a los locos, porque a una mujer con mal carácter si uno le da demasiado poder, en el sentido emocional, te puede hacer polvo. Todo esto lo digo desde mi propia experiencia.

Parece que nunca están satisfechas, que no acaban de ser felices. Siempre buscan y quieren más. Uno les da todo lo que quieren, pero siempre les falta algo y se quejan por eso. Son muy buenas cuando son buenas, pero también pueden ser malísimas si se lo proponen.

Lo único que yo sé es que a las mujeres les encanta un hombre que las haga reír y cuanto más, mejor. No hay que ser un bobo, no hay que ser un chulo, no hay que ser un atrevido; lo que hay que ser es uno mismo, risueño, extrovertido, agradable, educado, divertido. Divertirse, reírse con ellas.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.