PUDOR Y DESNUDEZ

¿Por qué decidió salir en SoHo justo ahora, después de tantos años de carrera?

Siempre me negué a hacerlo, pero esta vez dije que si con las fotos lográbamos demostrar que el paso del tiempo nos embellece y empodera a todas las mujeres, entonces lo haría. No es una desnudez de decir “mírenme, estoy aquí”; es un performance en el que mi cuerpo es mi instrumento y lo uso con libertad. Es su primer desnudo.

No se pierda: Mi vida después de SoHo por Daniella Donado

¿Cómo se sintió?

No fue fácil. Cuando estoy en escena, saco la actriz y la bailarina que se libera, pero soy tímida y pudorosa. Al final logramos un trabajo muy lindo.

¿Cómo hace para tener ese cuerpazo?

Con disciplina y pasión por lo que hago. La genética también influye, pero empecé a trabajar el cuerpo desde muy pequeña. A los 3 años ya tenía puestas unas zapatillas de ballet. Mi vida nunca ha sido sedentaria. Y aunque me como un postre sin problema, siempre he tenido una alimentación muy sana; de hecho, soy vegetariana desde los 8 años.

La danza y la actuación también son una causa social para usted. ¿Cómo es su labor en El Salado?

Soy embajadora de buena voluntad de la ONG Ayuda en Acción. Mi trabajo con las mujeres de allá es enseñarles a valorar, respetar y amar su cuerpo y ayudarlas a que crezca la confianza en sí mismas, con talleres de danza y teatro. Es empoderar a las mujeres vulneradas por la violencia.

No se pierda: 5 Detrás de cámaras para no perderse

Además de actuar y bailar, es artista. Cuéntenos qué hace exactamente…

Ahora estoy con Diosas de Colombia; a través de un performance encarno la diosa que veo en las labores de las mujeres del campo. Es una manera de rendirles un homenaje y dignificar su trabajo. Participamos, junto a la fotógrafa Lisa Palomino, con Diosa de la Tierra, en una convocatoria del Salón Comparaisons para exponer en el Grand Palais, en París. Fuimos seleccionadas y ahí empezaron las otras exposiciones: una con Diosa Afrodita y las recolecto-ras de flores, al lado del fotógrafo Emanuel Rojas; otra con Diosa de la luz y las recolectoras de algodón; una más con Diosa Hera y las hilan-deras; otra con Diosa del agua y las recolectoras de agua lluvia, con el fotógrafo y artista Óscar Álvarez.

Hace poco publicó un libro, Mis padres & los tolimenses. ¿De qué se trata?

Quise plasmar en el libro el legado de mis padres, tanto en lo artístico como en lo familiar. Sus orígenes, sus vidas en paralelo, el camino recorrido dentro y fuera del país. Creo que es importante que conozcamos la historia cultural de los personajes que han labrado y aportado al mundo artístico y cultural en Colombia, y que las nuevas generaciones se acerquen más a la patria. Soy una hija orgullosa del legado de sus padres.

Hace de todo… ¿qué otros proyectos tiene?

En febrero se estrena Un caballo llamado elefante, una película infantil rodada en Chile sobre amor y esperanza. A finales de enero viajo a París para la exposición en el Grand Palais y para unos temas de arte y teatro. Además, sigo certificándome en Gyrotonic —técnica que mezcla dan-za, tai chi, yoga, gimnasia y natación— para traerlo a Colombia y tengo otros proyectos que les iré contando.

¿Este es su primer y su último desnudo?

Para revistas, sí. Lo hice para SoHo por demostrar que el paso del tiempo es algo positivo. Lo haría nueva-mente si es con una justificación clara en un personaje de una película o uno específico como actriz o performance, de resto no.

Patricia Ércole Tiene de una familia de artistas: es hija del humorista Lizardo Díaz, de Los Tolimenses, y la también actriz Raquel Ércole. 

 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.