Vivir 90 años
Cuando yo contaba menos de diez años solía preguntarme a mí mismo cómo sería la vejez, qué clase de persona sería Alfonso López Michelsen a los 60, o a los 70 años, que era la edad promedio en las generaciones del siglo XIX. CONTINUA>>
   
   
Ser pintor daltónico
A los cuatro años tuve el primer indicio de mi daltonismo. Iba con mi padre y otra gente montando a caballo por una finca que teníamos en el Valle. Recuerdo que en un momento todos se detuvieron y señalaron unos árboles florecidos al pie de la montaña. CONTINUA>>
   
   
Tener cáncer
Con ocasión de la presentación de mi libro La ilusión posible, en un programa de televisión, la periodista me sorprendió con una pregunta final, sobre la delicada enfermedad que padecí a principios del año 2002 y su relación con la decisión de escribir este testimonio. CONTINUA>>
   
   
Ser mamá de un arbitro
La verdad, yo no soy de ir al estadio. Veo los partidos que pita Óscar Julián cuando los pasan por televisión. Aunque uno tiene que acostumbrarse a que le estén echando la madre, sufro es para que no lo vayan a golpear, y cuando estoy en el estadio sufro el doble. Por eso me quedo en la casa y lo acompaño siempre en mis oraciones. CONTINUA>>
   
   
Tener un hermano guerrillero
A finales de 1970, Carlos es expulsado de la Universidad Javeriana de Bogotá por "falta de amor a la institución", según rezaba la escueta carta del mítico e influyente padre Gabriel Giraldo, decano por años de la Facultad de Derecho. CONTINUA>>
   
   
Botar un penal
Jugamos tres partidos, todos muy difíciles. Empezamos en el Monumental, el estadio de River Plate que le fue asignado a Argentinos Juniors para la final de la Copa Libertadores del 85. CONTINUA>>
   
   
Ser alérgico a las abejas
Si me pica una abeja, no puedo respirar, me rasca el cuerpo de una manera que no se puede explicar, me hincho todo, se me van las luces y no oigo nada. Descubrieron mi alergia cuando tenía diez años. En el recreo, jugando fútbol, me picó por primera vez una abeja. CONTINUA>>
   
   
Levantarse una hembra
Vale la pena mencionar que, como todo en el mundo contemporáneo, el factor suerte desempeña un papel muy importante a la hora de levantarse a una mujer muy linda, exitosa y además conocida por todo el mundo. Cuando uno se está levantando a cualquier persona basta con estar "at the right time, and at the right moment". CONTINUA>>
   
   
Vivir con un fantasma
Hace 15 años vivía en una casa que ha pertenecido a mi familia toda la vida y que está en el barrio Los Alcázares. Antes la habitaban mis abuelos, mis tíos, mis primos, pero poco a poco todos se fueron yendo y nos dejaron a mi mamá y a mí solos. CONTINUA>>
   
   
Hacer un trio
Para hacer un menáge à trois existen varias posibilidades. La primera es nefasta: tener una amiga lesbiana y salir de conquista con ella. Uno termina haciendo el oso por querer meterse donde no cabe. La segunda y la más fácil es pagándoles a dos putas. CONTINUA>>
   
   
Tocar con los Beatles
A mediados de los sesenta me nombraron concertino de la Filarmónica de Londres y, la verdad, como sí les sucedía a los músicos pop, uno no trataba de conseguir que los Beatles lo contrataran para tocar en sus discos. CONTINUA>>
   
 
Surfear en el Amazonas
El 23 de septiembre de 2003 hice surf sobre la ola más grande del mundo y, en contra de lo que la mayoría pueda llegar a pensar, fue lejos, muy lejos del mar. CONTINUA>>
   
   
Repartir una herencia
Soy abogado y experto en resolución de conflictos; perfil apenas necesario para repartir los bienes que dejan los muertos, pues todo termina en peleas. En este oficio de repartir herencias, en el que llevo ya más de tres décadas, he conocido las historias más infames y extrañas. CONTINUA>>
   
   
  Matar a alguien
Cuando era miembro del Gaula (hoy pertenezco al Copes, el cuerpo de operaciones especiales de la Policía Nacional, el que muchos recuerdan por su participación en la captura de los jefes del narcotráfico) hice parte de una operación en las montañas de Cundinamarca. Fue la primera en que tuve que matar a un criminal. CONTINUA>>
   
   
  Enfermarse en el Everest
Todo sucedió en el espantoso mar de basura que es la cumbre de las vanidades, 'Vanity Fair'. La 'Experdición NeveRest' hacia las tierras del Dalai Lama, invadidas en forma atroz por los chinos, comenzó en Katmandú. CONTINUA>>

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.