Ya Juanes demostró con su concierto en la frontera que la música puede hacer mucho por la paz. Y precisamente a través de la música es que la Fundación Notas de Paz está ayudando en Cali a 140 niños, entre los 7 y los 15 años, que viven una situación de pobreza extrema, a alejarse del medio hostil en el que han crecido. Los instrumentos musicales no solo los han distanciado paulatinamente del rebusque de las calles desde hace más de un año, sino que también emociona ver el talento de estos jóvenes, ya muy visible, en la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil y en el coro que ellos conforman. Alumnos de las escuelas Francisco José de Caldas, Trinidad, La Normal y María Perlaza, bajo la tutoría de 17 profesores especializados, tienen acceso a dos clases individuales por semana y a una grupal, además de la posibilidad de alimentación por cada sesión. Lilly Scarpetta, a través de la Fundación Scarpetta, es la gestora de este gran proyecto, cuya sede está ubicada en el barrio Bellavista de Cali. Si usted quiere apoyar esta iniciativa, puede hacerlo donando 50.000 pesos mensuales. Quién quita que uno de estos niños sea muy pronto uno de los grandes músicos colombianos.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.