En Londres, en pleno Covent Garden (uno de los barrios más exclusivos de la capital inglesa), está la peluquería de Stuart Phillips, que tiene la tarifa más cara del mundo por un corte de pelo.

Phillips, encargado del peinado de celebridades como Serena Williams o Jean-Claude Van Damme, ofrece un corte VIP que por 20.000 libras incluye, además de la motilada, un esquema de seguridad para el cliente, aceites exóticos para el pelo, chef personal, olores especiales ventilados a través del aire acondicionado del lugar y hasta paseadores de perros por si usted lleva a su mascota.

PRECIO:

20.000libras esterlinas

(cerca de 65 millones de pesos)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.