Honorables congresistas de la República de Colombia:

Es un verdadero despropósito que se les esté pagando a cada uno $25’915.435, corrijo $27’929.064 (con el nuevo aumento del 7.77 por ciento) para que muchos sigan durmiendo y roncando sin pudor en sus curules ¡Despierten!

Una cifra escandalosa porque ganan la suma de cuarenta salarios mínimos, sin tener en cuenta privilegios como camionetas blindadas, gasolina, planes de celular, tiquetes aéreos y un presupuesto adicional para sus equipos de trabajo. Al ser 258 congresistas son casi 7 mil 500 millones de pesos de aumento por mes.

No contentos con el exorbitante salario, se ausentan de las sesiones, algunos van al llamado de lista y luego se salen al salón social del Congreso o simplemente no se presentan. Hay casos peores porque otros ni siquiera aportan proyectos de ley para ser debatidos. Pero sí se dedican a hundir los claves para el desarrollo democrático y social del país como el de transparencia, seguridad alimentaria y el de reforma al Código Nacional de Tránsito.

¿No se sonrojan siquiera?¿No les da algo de remordimiento que su salario suba más de lo que sube anualmente el salario mínimo del trabajador del común que sí trabaja, que sí cumple? 

Pero bueno, en algo los defiendo, ustedes tienen derecho a un alza de su salario como todo trabajador. También hay un grupo de congresistas disciplinados, responsables y preparados. A lo que no tienen derecho es a legislar contra la gente que los eligió en las urnas y a pasarse por la faja las reglas más cuando están muy bien remunerados.

Por ausencias, por retardos o por cualquier otra falla en sus funciones a un trabajador cualquiera lo sancionan y hasta lo despiden. ¿Y ustedes? ¿Dónde está la corona que no la veo? Se ausentaron hasta para votar el proyecto sobre ausentismo, sin vergüenza alguna.

Sí es cierto que pagar buenos salarios es un método contra la corrupción, yo defiendo esa hipótesis, pero también es un método para combatir la desigualdad, la pobreza y la ignorancia. Entonces, honorables congresistas, legislen para la gente y por la gente, legislen por los trabajadores dignificándolos con mejores salarios y mejores condiciones laborales. Congelen el aumento de sus salarios temporalmente mientras se reduce la desigualdad salarial con el resto de trabajadores.

Esta es mi propuesta ¿Se le miden?

¿Qué tal que se les pagará un básico de acuerdo a sus estudios y luego empezaran a sumar comisiones por cada sesión a la que asisten y cada proyecto que presentan, por cada proyecto al que se adhieren y por cada proyecto que consiguen aprobar?

Una tabla de honorarios y de incentivos que parta del mérito académico y pase por la dedicación y aportes al trabajo legislativo; a ver si se esfuerzan un poco más… dejémoslo mejor en: “a ver si de esta forma SÍ se esfuerzan”. Al que se le paga bien, también se le exige más y así debe responder.

No olviden nunca que ser elegido en las urnas es un honor y ser Congresista lo debe ser aún más, así que deben estar ustedes a la altura del cargo, pero ante todo, deben estar a la altura del momento histórico que vive el país. Deben dar ejemplo ético de cómo hacer política en un escenario próximo de posconflicto. Utilicen sus investiduras para generar bienestar, no propio, sino colectivo. Hagan ustedes también, como las partes que negocian en La Habana, un cese de hostilidades.

Dejen la guachafita con nuestros impuestos y dedíquense a trabajar. Si van a soñar, que no sea durmiendo sobre las curules, si van a soñar, que sea una mejor Colombia para todos, cumpliéndole a sus electores, cumpliéndole al país.

@MafeCarrascal

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.