En el Mundial de Alemania, los 23 árbitros y 60 asistentes cobramos la misma cantidad fija de dinero, más viáticos de 100 dólares diarios para gastos personales. A mí me tocó pitar en cuatro partidos (Alemania-Polonia, Argentina-Holanda, Italia-Australia y Brasil-Francia), además de participar como cuarto árbitro en la gran final entre Italia y Francia (yo fui el primero en avisarle a Elizondo del cabezazo de Zidane a Materazzi), y recibí el mismo premio de un colega que solo dirigió en un partido. Es que hay que considerar que muchas veces la decisión de que un árbitro se marche o no del Mundial depende no solo de las actuaciones personales sino de la performance de la selección de su país. Por ejemplo, si Argentina hubiera avanzado a semifinales, Horacio Elizondo no habría sido designado como juez central para la final, como ocurrió.

Considero que los árbitros estamos bien remunerados aunque si nos comparamos con el ámbito que nos rodea de jugadores superestrellas, entrenadores famosos y millonarios contratos de publicidad es evidente que recibimos una parte ínfima de este gran negocio llamado fútbol. Igualmente, con relación al Mundial de Japón-Corea 2002, la Fifa aumentó nuestros premios en un 100%, según se comenta, para evitar sobornos y especulaciones, al mismo tiempo que nos exigió firmar un documento escrito para comprometernos a no apostar en ningún partido de la competencia. En Alemania vivimos aislados durante 46 días en un hotel en las afueras de Frankfurt, sin poder siquiera recibir llamadas telefónicas desde el exterior. Los árbitros españoles no somos profesionales sino que tenemos actividades independientes. El único problema es que a los 45 años estamos obligados a dejar la actividad y no tenemos derecho a una pensión vitalicia como el resto de los trabajadores.

(*) SoHo estableció que un árbitro que pita en un mundial recibe 40.000 dólares.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.