El director técnico de Independiente del Valle, Pablo Repetto, es un jugador de fútbol de barrio. Una lesión lo dejó fuera de competencia a los 26 años. Pero no quería alejarse del balón y decidió hacer el curso para DT porque el fútbol es su vida y felicidad. 

SoHo Ecuador le trae un perfil del hombre que está cambiando la historia del futbol suramericano.

Su película es Gladiador y su libro Don Quijote, a sus 42, le entra a las pizzas y al asado. Cree que, primero que nada, un DT ha de ser un hombre justo y que los jugadores eso lo huelen. Reivindica las lecciones del potrero y es fan de la explosión y técnica de sus jugadores. El fútbol le ha dado amigos y reconocimiento social.

Lea el texto completo en SoHo Ecuador

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.