En febrero de este año Coltabaco lanzó una convocatoria gráfica a nivel nacional para escoger dos diseños que sirvieran como edición limitada en una época especial del año. Bajo el lema "arte de tierra nuestra", un poco más de 40.000 personas ingresaron a la página web creada para el concurso, 7.500 se inscribieron y 1.700 diseños fueron recibidos finalmente. Pero como muchos son los llamados y pocos son los escogidos, Miguel Ángel Castiblanco, en la categoría de 18 a 25 años, y Guillermo Sanabria, en la categoría de 25 años en adelante, fueron los ganadores absolutos y verán sus rediseños de la clásica cajetilla de cigarrillos Pielroja a partir de julio y hasta agotar existencias. Aparte de este reconocimiento, ambos podrán tomar la opción de hacer un curso de verano en el School of Visual Arts de Nueva York o quedarse con su equivalente en efectivo, 15 millones de pesos. Aunque no fue su idea (una convocatoria similar definió el diseño de la cajetilla en 1934), Mauricio Cajiao, gerente de marca de Pielroja, está detrás de todo esto. Irónicamente, este caleño de 29 años no fuma y es un deportista extremo nato: es piloto de ala delta y de ultralivianos, practica el kite surf, el motociclismo, el ciclomontañismo y el squash, y es como de la familia; lleva cuatro años trabajando en Philip Morris, la misma empresa que decidió darle la oportunidad a los creativos colombianos de diseñar una nueva cajetilla, iniciativa que hay que aplaudir de pie.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.