Esta parece una historia de ficción. Pero sucedió en Sudáfrica y el mundo está hablando de esto. Un hombre, de 40 años, sobrevivió a un trasplante de pene. Gracias a una operación muy complicada, él recuperará las funciones urinarias, podrá tener erecciones, relaciones sexuales y ser papá si así lo desea.

Pero lo único que debe hacer es esperar seis meses para que su pene esté totalmente sano. El rollo de este asunto es de color. Como su donante fue un hombre blanco, el paciente deberá hacerse un tatuaje para que sea igual al color de su piel. ¿Tremendo reto, no? (Johanna Watkins: La mujer que es alérgica a todo incluyendo a su marido)

En varias ocasiones, el hombre había intentado tener una relación estable. Pero sus parejas lo dejaban cuando confesaba su problema. El urólogo André van der Merwe fue el encargado de preguntarle si estaba dispuesto a que se le hiciera el trasplante con la diferencia de color,. Él dijo que sí porque no es muy común que los hombres donen y tampoco podía esperar otros 23 años para encontrar otro pipí 100 por ciento compatible. 

Antes del trasplante, el paciente tenía problemas de depresión e incluso era suicida. Pero según el doctor Van Der Merwe, ahora es un hombre feliz porque el proceso de reconocimiento de las estructuras de su pene no ha mostrado ningún rechazo y esta sanando bien.

Por otro lado, la doctora Rosemarie Andlauer, especialista en cambiar el tono de la piel, contó que el procedimiento se hará finalizando el año. Además afirmó que el tatuaje se hará en tres sesiones para no comprometer la salud del paciente y mucho menos la funcionalidad del pene. (El hombre que era adicto a la heroína y se hizo millonario con un negocio de jugos de fruta)

Hasta el momento, Sudáfrica es único país que hacer trasplantes de pipí. Todas las cirugías las ha realizado el doctor Van Der Merwe con su equipo de especialistas. La primera la hicieron en diciembre del 2014, la segunda fue en mayo del 2016 y esta se realizó en abril. Aunque los médicos pueden contar los casos, no pueden revelar el nombre de los pacientes por cuestiones éticas. (Las cicatrices que esconden los deportistas colombianos)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.